Jose Blas García Pérez. Con la tecnología de Blogger.

4 DINÁMICAS DE PRESENTACIONES PARA EL PRIMER DÍA DE CLASE

-
Mañana conoceré a mis alumnos de Educación Secundaria. Después de un pequeño retraso provocado por las terribles inundaciones que ha sufrido la comunidad Murciana nos disponemos a comenzar un curso, imagino y deseo, apasionante.

He preparado unas dinámicas de  presentación y conocimiento mutuo, que deseo compartir en el blog  para establecer un pequeño feed back que nos ayude a mejorarlas y ajustarlas con más ideas y recursos. Ya sabes que lo que no se comparte, se pierde. También comentaré cómo ha ido el proceso de su aplicación. Las teoría se hacen ideas, y las ideas se hacen prácticas.

Para el primer ( y el segundo) día de clase llevaré preparadas...

4 Dinámicas

La primera es una dinámica para presentarme yo a ellos. Le llamaré ¿Qué quieres saber de mí? . Se trata de desarrollar una actividad que ayude a mi alumnado a conocerme. La he realizado con kahoot! . Como soy profesor nuevo, tanto  para ellos y ellas, como para el centro en general, me parece oportuno que me conozcan un poco mejor. Además, no soy tutor (sniff)  por lo que las utilizaré con todos los grupos (5) a los que impartiré clase de matemáticas este curso. La sorpresa (pues supongo que no se lo esperan), la empatía y el juego quiero utilizarlos como los mejores aliados de un buen inicio de curso.


El acercamiento personal, darte a conocer remarcando algunos de los aspectos curiosos de tu vida, tanto personal (aquellos que creas relevantes para el asunto el desarrollo escolar), como profesional, es siempre positivo para una relación profe-alumnado.  Estas preguntas me ayudarán a comentar con ellos y ellas algún aspecto social que vendrá al caso y será una forma de conocernos mejor y saber de sus opiniones. Una dinámica basada en una propuesta de Santiago Moll que podéis ver en https://justificaturespuesta.com/dinamica-de-presentacion-clase/


La Segunda. Para los grupos nuevos (esencialmente los primeros curso de ESO) añadiré un dinámica de presentación, clásica y sencilla. Esta dinámica, que llamaremos Presentaciones recíprocas, la realizaremos en dos fases:

    1. Se trata de presentarse unos/as a otros/as, conocerse entre ellos y al mismo tiempo, conseguir que yo  como profe pueda comenzar a conocer sus condiciones personales, intereses o necesidades.  El objetivo es ir ajustando sus características a los modelos pedagógicos que mejor se adapten a cada grupo. Seguiremos los pasos que detallo a continuación;
      1. Una vez colocados por parejas (es bueno comprobar que no se conocen entre sí), se presentarán comentando datos básicos, algunos  detalles identificativos, inesperados o algún gusto o sueño particular (la infografía de aprendercolaborando.com que hay al final del post puede resultar orientativa). Cada pareja deberá tomar nota de lo comentado por su correspondiente posit que decorará y utilizará posteriormente en el mapa visual de la clase.
      2. Se reúnen todos y cada miembro de cada pareja presentará al otro. 
      3. En la pizarra tendremos un espacio - mural - mapa visual con el nombre de todos. Los compañeros irán anotando los detalles en unas etiquetas (tipo posit)  preparadas para la ocasión, que irán colocando junto a al nombre del compañero o compañera presentado.  
Esta dinámica está basada en Óscar Castillero Mimenza https://psicologiaymente.com/social/dinamicas-presentación



    La tercera. Para los grupos en los que el grueso de alumnos ya se conoce (segundo de ESO) desarrollaremos también una dinámica clásica, pero adaptada para la ocasión y para los intereses de conocimiento que perseguimos. A esta le llamaremos El piloto del aeroplano . La realizamos en 2 fases:
      1. Se les pide que de manera individual cada alumno y alumna escriba su nombre y rotule  una característica sobre él o ella en un folio, con el que realizará un aeroplano de papel. Este avión se lanzará al aire en el momento determinado que se indique por el profesor. Cada uno recogerá el avión que haya caído cerca y volverá a lanzarlo de nuevo. Esta acción la repetiremos varias veces, provocando un momento emocionante  y lúdico al hacer volar todos los aviones a la vez. 
        Akers Jhonson, Anne (2004). Origami. Mexico: Catapulta Editores. pp 6-11
      2. A partir de ese momento, cada alumno o alumna tomará el aeroplano más cercano que llevará el nombre del compañero/a al que deberá presentar. Para ello deberá añadir dos aspectos de su personalidad, aficiones o intereses que desee destacar entre los demás. Los escribirá en el aeroplano desplegado para poderlas comentar posteriormente. Lo hará comenzando con la frase: "A el/la piloto.... (nombre del compañero/a) le gusta...) ..y yo destaco de él/ella que....). Cada folio, con sus pliegues y sus nombres se irán colocando en el mural que crearemos al efecto, para conseguir un mural colectivo.
    Es importante dejar claro que en estas dinámicas nadie gana ni pierde, nadie es mejor ni  peor que otros, sino que se trata de conocerse mejor de forma divertida.


    La cuarta. Una vez hechas las presentaciones con las diferentes dinámicas que hemos expuesto, realizaremos un sociograma interactivo, en un cuadro de doble entrada que estará en un lugar de la clase donde se asegure la privacidad de cada participante. A lo largo de la sesión el grupo de alumnos por orden de número deberá marcar V la casilla de 3 compañeros o compañeras con los que elegiría para salir, jugar o hacer una actividad fuera o dentro del aula, y a 3 ( que marcará con un X) que no elegiría (de ahí la necesidad de buscar la privacidad). Con ello realizaremos a la vez, un pequeño sociograma de afinidades y liderazgo, rechazos o aislamiento o de alumnado controvertido. Así en una sesión nos llevaremos una información privilegiada para la creación de grupos.
    La plantilla, introducida en el sobre (para que sea privada a anotación), se va completando a lo largo de la sesión de forma individual.



    Una vez rellenada, el profe hace una lectura de este sociograma interactivo, de donde extrae los resultados y conclusiones. La forma de realizarlo y analizarlo está inspirada y adaptada de Alikindoi Tube en https://www.youtube.com/watch?v=OnlIRm5Zyrs

    Ya comentaremos los resultados de este primer día.






    HABLAR DE DROGAS, OTRAS ADICCIONES Y SU PREVENCIÓN EN LA ESCUELA

    -

    El Blog "Tutorías en red" www.tutoriasenred.com  es un Proyecto de prevención de adicciones dirigido especialmente a la comunidad educativa, que nace de la colaboración entre el Ayuntamiento de Valencia y la FAD.
    Pixabay License

    En él comparten una gran cantidad de materiales y explican fenomenalmente en qué consiste la prevención escolar de las adicciones y las variables que se tratan en estos programas. Recomiendo que le echen un ratito en bichearlo.

    cuadrovariables

    En este marco, Laura Ferrer, (@laurafmo) me invitaba a realizar un video, junto con otros compañeros y compañeras,  y así participar en el reto propuesto por el equipo de Tutorías en Red denominado #Uni2SomosMás .



    Me hacía la pregunta si en la escuela se debía hablar de los problemas del consumo de drogas y de otras adicciones. Mi respuesta fue contundente: Definitivamente sí.

    ¿Por qué? 

    Porque al hablar con nuestro alumnado sobre adicciones les ayudamos a estar preparados, les damos información para que creen conocimiento sobre ellas, que les ayude a defenderse de la adicción antes de que caigan en una situación peligrosa. 

    ¿Y si ...?

    Es posible que encuentres familias que no se sienten cómodos cuando les hablas de adicciones a sus hijos. Ten siempre una respuesta clara:
    Si no hablamos en la escuela, buscarán esa información o esa necesidad de conocer por otros medios, no siempre de confianza y no siempre mediados por un adulto cuya misión es educar.

    La vida real en la escuela y la escuela como extensión de la vida real

    Sí, Estoy convencido que hablar de drogas y otras adicciones es una labor de la escuela, porque la escuela debe dialogar con la vida..de lo que nos afecta y sobre lo que deben dotarse "recursos personales" para su afrontamiento. Hay que generar competencia en resiliencia ante los momento difíciles que marcan la presión de los iguales, del contexto y de su propia naturaleza adolescente des-amontonada, atrevida, disruptiva... es el momento de ayudarles a ajustar los conceptos erróneos que los chicos y chicas adolescentes puedan tener. 

    ¿Reactivo a proactivo?

    "Hablar sobre drogas", por tanto, no debe ser un tema de aprendizaje tabú en la escuela, y debemos incluir esta temática, no solo en las conversaciones reactivas ante hechos que ocurran, es necesario organizarla desde una visión proactiva y transversal en secuencias sobre nuestras materias, sobre los estándares del currículo, sobre temario de salud y seguridad. 

    ¿Y cuándo? 

    No hay un momento idóneo. no puede estar programado en un día, en una sesión...Hablar sobre consumo de drogas es un tema trasversal porque es un tema de la vida...
    Así, son muchas las ocasiones en las que, los profes podemos hablar. En realidad hay que hacerlo siempre que se pueda, con naturalidad, sin dramatizar ni banalizar el tema

    ¿Y cómo?

    El diálogo implica escucharles antes de hablar, sólo de esta forma sabemos qué es lo que saben sobre el tema de adicciones y podremos adaptarnos a sus conocimientos y lenguaje. Un diálogo que debe suponer más que simplemente hablar: es observar, mostrar interés y crear un clima positivo donde se sientan cómodos para expresar sus ideas, dudas y preocupaciones. A través del diálogo, encontraremos la forma de compartir sobre el tema y hacernos comprender. A través del diálogo asentamos las bases de una relación de complicidad y confianza.

    12 consejos para hablar y prevenir sobre drogas y otras adicciones con tu alumnado.

    1. Cualquier momento es bueno. Aprovecha cualquier información, noticia, etcétera, y para aprender y enseñar sobre el tema. Da el primer paso y no temas sacar el tema, en mates, en ciencias, en lengua o historia. En todo el currículo de estas materias puedes encontrar tópicos relacionados y en la red hay recursos que puedes hacerlos educativos ( una noticia de prensa, una gráfica sobre consumo o sobre el negocio que mueve; un estudio científico sobre la correlación drogas y cáncer; un relato de personajes famosos que hablan de su experiencia...)
    2. No vayas por delante..deja que sus intereses te guíen. Déjales hablar, devuélvele la pregunta con un simple ¿y tú qué piensas?
    3. Dales respuestas a su nivel. Por ello utiliza los iguales. ¿Un compañero que se lo explique? Genial!!
    4. Claridad. Usa un lenguaje adaptado, pero dale una información clara y rigurosa. Ellos ya reciben desde contexto de aprendizaje informal informaciones incompletas y confusas.
    5. NO caigas en los tópicos, las exageraciones y falsas creencias. Ten información que se apoye en datos reales. Déjale los datos y que los "toquen" e interpreten. Sus conclusiones, por simples que parezcan tendrán más valor que tu "doctrina".
    6. Evita interrogarles si han consumido alguna vez. No des "la chapa" , pregunta por su opinión, no interrogues como policía, hazlo de otra manera (preguntas socráticas) a través del diálogo, la observación y la escucha...
    7. No discutas. En todo caso que debatan entre ellos tras una buena información previa y establécete como mediador , pero con mucho cuidado , pues a veces la "discusión por opiniones contrarias puede convertirse en un modo de reafirmarse y desarrollar una identidad contraria a nuestros intereses".
    8. No te bases en tus propias creencias. Infórmate sobre el tema antes de hablar con ellos. Pero no te bases en definiciones y clasificaciones. Explicar no es adoctrinar.
    9. Cree en lo que dices y da ejemplo: a veces les damos información incongruente, cuando nuestros actos no concuerdan con nuestras palabras.
    10. No desapruebas sus opiniones. Juzgar es la mejor forma de hacerles encerrarse en sus creencias) si se sienten juzgados y conseguirás el efecto contrario. Sé flexible, ponles ejemplos de tu vida adolescente y empatiza con sus opiniones, ...
    11. No des consejos (a menos que te los pidan), ni impongas opiniones por válidos que sean para ti los argumentos. La imposición suele tener el efecto contrario: despertar su curiosidad ante lo prohibido y su necesidad de reafirmarse.
    12. Date tiempo, tómalo como un proceso de formación, y con él de prevención, no como una terapia de choque ni como un tratamiento clínico..así no funciona.
    Estos consejos están inspirados y adaptados desde:

    CONTINUAR LEYENDO >>

    ENTREVISTA COMO DOCENTE DE AULA HOSPITALARIA

    -
    Ángel Jiménez Rojo, alumno de cuarto curso de Grado Educación Primaria en la Facultad de Educación de la Universidad de Murcia, me pidió una tutoría para que le hablara sobre Aulas Hospitalarias. A  partir de esta reunión decidió que el tema de su trabajo estaría relacionado con la Pedagogía Hospitalaria, lo que me alegró enormemente.



    Unos días más tarde me enviaba este mail:
    Soy Ángel Jiménez el alumno con el que mantuviste una entrevista para hablar acerca de las aulas hospitalarias, para ayudarme con mi TFG. Tras hablar con mi tutora, me comentó que sería interesante realizar una entrevista a algún docente que hubiera trabajado en aulas hospitalarias, para tener de primera mano un relato de un profesional, dándole así más consistencia al trabajo. Me pregunto si tendría usted algún inconveniente en responderme a esa entrevista, sería unas pocas preguntas de respuesta sencilla, podría ir a su despacho o mandarle el pdf y usted darme las respuestas. 
    Como siempre  no me negué a estas actividades y , de este mail surgió una entrevista sencilla que me he animado a publicar, a colación de una  pregunta que me hacía Jose @fuulgen por DM de twitter. 

    Ayer, 10:26 a. m.

    Para felicitarle por su plaza, le regalo este post,  al mismo tiempo agradezco a Ángel su interés, gracias al cual puse negro sobre blanco mis comentarios e ideas.


    • ¿Trabaja actualmente como docente en un aula hospitalaria
    No. He sido docente de aulas hospitalarias durante los últimos 8 cursos.
    • ¿Cuántos especialistas suelen trabajar en un aula hospitalaria (docentes)?
    Siempre uno por aula. Depende del tipo de hospital, hay más aulas o menos.
    • ¿Qué papel considera que desempeñan las aulas hospitalarias en nuestra sociedad hoy en día? ¿Y a nivel educativo?
    Hoy en día son más que un servicio educativo. Se trata de un programa de humanización de los hospitales, ya que su labor trasciende lo educativo y se incorpora en lo emocional, mira a la
    persona y no al enfermo.
    Lo educativo, en cualquier caso, es la razón de ser, pero lo educativo se pone al servicio de la persona y sus necesidades emocionales en el hospital.
    • ¿Considera que se destinan suficientes recursos a la metodología hospitalaria?
    Creo que sí. Es un servicio que suele estar muy protegido, por las connotaciones que conlleva.
    •  ¿Qué se prima en la pedagogía hospitalaria, el bienestar psicológico del niño o el desarrollo de contenidos escolares?
    Indudablemente, como indiqué antes, la progresión curricular y que el alumnado vuelva a las aulas sin menoscabo de sus conocimientos es la razón esencial, pero sabemos que sin un buen estado emocional eso es imposible. Así, las connotaciones psicológicas y el estado de salud emocional del alumnado forman parte indisociable del trabajo en aulas hospitalarias.
    • ¿Qué papel adquiere la formación psicológica del docente para enfrentarse a las situaciones que se viven en las Aulas Hospitalarias?
    En realidad la formación en educación emocional debe ser una formación básica de todo docente. En este caso, es imprescindible. No solo la formación en educación emocional, sino
    tu propia gestión emocional como persona. Así en las aulas hospitalarias nos formamos en “bienestar docente” , en duelo, en desarrollo de las competencias en resiliencia…
    • ¿Considera que la pedagogía hospitalaria ayuda a la recuperación médica del paciente?
    No lo considero yo, hay estudios que avalan que un estado psicológico positivo, coadyuva a la recuperación física. El cuerpo es todo uno, nuestro cerebro es que dirige todas las acciones. La actitud positiva no es el motivo de la curación, sino los tratamientos médicos, pero contribuye a la eficacia del efecto positivo de estos. Así me lo ha demostrado la experiencia durante estos años.
    • ¿Qué metodología impera hoy en día en las aulas hospitalarias (proyectos, uso de las TICs…)?
    No hay una metodología específica. Ni un corpus de conocimiento concreto de esto que hemos dado en llamar pedagogía hospitalaria. Como parte de la pedagogía general, se mueve en las corrientes que imperan en nuestro momento. Las metodologías activas ( centradas en el que aprende), el aprendizaje basado en proyectos, problemas, retos o eventos , la gamificación, la flipped classroom..son metodologías que se adaptan organizativa y estratégicamente a las características de las aulas.
    • ¿Recomendaría a un maestro trabajar en estos entornos educativos? ¿Por qué?
    Sí. Porque suponen un enriquecimiento personal y profesional imposible de conseguir en otros ámbitos.




    CONTINUAR LEYENDO >>

    LA EVALUACIÓN COOPERATIVA: TRABAJO EN EQUIPO Y DIVISIÓN DE RENDIMIENTOS (STAD)

    -
    La evaluación cooperativa siempre es una de las grandes dudas para la aplicación del Aprendizaje Cooperativo.
    Debatir, comentar y hacer visibles modelos contrastados es uno de los  los grandes retos que se  plantea a esta metodología, para demostrar que no iguala por la media, que no ralentiza ni frena el ritmo de  aprendizaje y que no perjudica al alumnado más capaz.

    A pesar que sabemos y comentamos que la evaluación es mucho más que una puntuación, que el feedback es imprescindible, que la evaluación es parte del proceso de aprendizaje y que evaluar no es calificar...al final viene siempre la pregunta ¿pero entonces la puntuación es igual para todos? ¿Cómo premiamos a los que mejor han trabajado o a los más competentes o a los que mejor han aprendidoo memorizado los contenidos de la materia en cuestión?

    En este post voy a compartir una dinámica cooperativa de evaluación que puede ayudar a responder estos interrogantes.
    Imagen de  https://www.cannon.af.mil Etiquetada "con reutilizaciones"

    STAD (“Student Team- Achievement Divisions”

    Se trata de una técnica cooperativa clásica, ideada por Slavin y sus asociados en la Universidad Johns Hopkins, a modo de Torneo, que provoca un reto intergrupal y es, bajo mi opinión, muy apropiada ser utilizada como evaluación y para que la evaluación contribuya a la valoración individual, a la valoración del equipo y, al mismo tiempo, que su mecanismo y secuencia cumpla con premisas esenciales para que una secuencia didáctica pueda llamarse "cooperativa":
    • Cooperación intragrupal
    • Responsabilidad individual
    • Interdependencia de resultados.
    Para enriquecer esta dinámica y aprovechar  la mediación de la tecnología añado a este  reto  la idea de desarrollar una versión  STAD con apoyo digital (utilizando alguna de las aplicaciones que me recomendó  @jcpalominoti (Juan Carlos Palomino) en el curso #EVE_19).

    SECUENCIA DIDÁCTICA PARA SU APLICACIÓN

    1. Se constituyen grupos heterogéneos de 4 miembros
    2. El profesor/a presenta el tema través de una presentación de unos 15 minutos en vídeo con Edpuzzle.
    3. Cada grupo heterogéneo-base trabaja de forma autónoma y responde en un documento papel a las preguntas-formulario que le propone el vídeo, sus explicaciones o ejemplificaciones
    4. En cada pregunta se reflexiona, se debate, se formulan nuevas preguntas, se comparan las respuestas, se amplía información y se elaboran, si procede, esquemas y resúmenes, que clarifiquen los conceptos expuestos.
    5. Cada grupo, en sesiones posteriores, asegura de que todos y todas los miembros han comprendido, construido conocimiento propio y adquirido competencia con el texto-vídeo propuesto.
    6. Además, el profesor les propone un Kahoot en formato Team para el gran grupo. En él no hay puntuación pero cada una de las respuestas acertadas y erróneas se comentan en gran grupo, en una dinámica guiada con preguntas que realiza el profesor o profesora.
    7. Los equipos acaban compartiendo y aclarando las dudas que pudieron tener y generando el documento (digital que subirán a su porfolio) de estudio y que servirá de soporte de la evaluación individual.
    8. La evaluación individual se realiza mediante la App Socrative. Aquí, dependiendo de las características de su alumnado, del contenido de aprendizaje y de la experiencia previa en este tipo de evaluaciones elegirá un diferente tipo de cuestionario:
      1. Modo quiz (cuestionario)
      2. Modo space race (cuestionario con tiempo) pudiendo ofrecer un tiempo flexible para alumnado diverso.
      3. Modo exit ticket (cuestionario con ranking de resultados), que se combinarán con:
        1. Respuesta múltiple
        2. Respuestas V/F
        3. Preguntas cortas
    9. En cualquiera de los casos , los datos se exportan a una excel
    10. La calificación que ha obtenido cada alumno/a se transforma en una puntuación para el equipo por medio de un sistema conocido como “rendimiento por divisiones”, que consiste en:
      1. Se comparan las puntuaciones que han obtenido en esta prueba los seis alumnos/as ( que forman una “división”) que tuvieron mejor nota en otra prueba anterior.
      2. El primero de esta “división”- gana seis puntos para su equipo.
      3. El segundo gana cinco.
      4. Y así sucesivamente hasta el sexto que gana 1
    11. A continuación se comparan las puntuaciones en esta prueba de los seis alumnos/as siguientes que en la anterior sesión obtuvieron mejor nota- que forman otra “división”- el cual obtienen también para su equipo seis puntos el primero, cinco el segundo, etc.
    12. De esta manera, en esta técnica se compara el rendimiento de cada alumno sólo en relación con el grupo de referencia de un nivel similar al suyo y, por otra parte, se asegura que cada alumno/a pueda contribuir igualmente al éxito de su grupo, pero en función de sus posibilidades. 
    13. Incluso es posible que un alumno o alumna de un rendimiento más bajo aporte para el equipo más puntos que otro miembro del equipo de un rendimiento más alto, porque aquel ha quedado mejor situado en su “división” que éste en la suya.
    En resumen,  a pesar que la dinámica ST-AD se organiza desde  modelos de instrucción directa, podemos enriquecerla con elementos extraídos de las metodologías activas (metodología basada en la experiencia, resolución de retos, mediación de la tecnología, en las que las fases se indagación y creación formen parte inexcusable del proceso Instrucción Activa:
    1. Instrucción activa/ enseñanza directa/ modelo/observación directa de experiencias/ guía práctica...
    2. Aprendizaje con otros, procesos de análisis-síntesis procesos de investigación, trabajo en equipo (reforzarse, motivarse, inspirarse...)
    3. Evaluación individual y grupal, monitoraje, comprobación...l
    4. Reconocimiento colectivo, regocijo, celebración, compartir...
    Se trata, como hemos visto, de una dinámica muy similar a la muy conocida de Torneos, pero en la que se compara la puntuación de cada individuo. 

    Slavin resaltó tres conceptos esenciales de la Dinámica ST-AD:
    1. Las oportunidades de todos para el progreso, (favoreciendo un aprendizaje inclusivo).
    2. Las recompensas del equipo (certificados, insignias, cartas de recompensa o recompensas diversas que se otorgan si un grupo STAD alcanza un nivel superior al predeterminado, muy en consonancia con las técnicas gamificadoras. 
    3. La responsabilidad individual, que permite la aportación al éxito del equipo desde la capacidad de cada cual comparada con sus cercanos en habilidad y competencia y con sus propios promedios pasados. Como los puntos se otorgan en función del grado en que los estudiantes alcanzan o superan su propio desempeño anterior, se les motiva a asumir su propia responsabilidad de hacerlo mejor, garantizando que todos los miembros, de grupos con diferentes niveles, estén igualmente motivados.

    CONTINUAR LEYENDO >>

    LA INCLUSIÓN A DÚO CON CORAL ELIZONDO

    -
    Hace unos meses, María Calatayud @HackeaDistopia me propuso que me entrevistaran un grupo de alumnos y alumnas de La @UAM_Madrid 
    Hace unas cuantas semanas, en un acto generoso de compartir su actividad conmigo, me remitió los documentos de trabajo y  la presentación del grupo con las conclusiones que extrajeron de las entrevistas y de sus propias investigaciones. Enhorabuena al alumnado por el excelente trabajo realizado y a la profesora por la implicación personal y forma activa de guiarlos. Con docentes así cambiará enseguida la Universidad.


    Resulta que al leerlo, vi que también estaba, entre otros compañeros entrevistados,  mi amiga y compañera en #revolucioninclusiva Coral Elizondo @coralelizondo   del blog hermano Mon petit coin d´éducation, que recomiendo seguir
    Me pareció oportuno poder compartir en la red estas entrevistas con la autorización de profesora, de las autoras y de Coral, que en modo dual, complementan un modo de ver y hacer inclusión que he creído puede interesarle a los lectores de este blog.

    Entrevista

    Pregunta 1. ¿Cómo definiría usted la educación inclusiva? 

    Respuesta de Coral Elizondo
    Utilizo siempre la definición que hace la UNESCO y que dice:
    La Educación Inclusiva puede ser concebida como un proceso que permite abordar y responder a la diversidad de las necesidades de todos los educandos a través de una mayor participación en el aprendizaje, las actividades culturales y comunitarias y reducir la exclusión dentro y fuera del sistema educativo. Lo anterior implica cambios y modificaciones de contenidos, enfoques, estructuras y estrategias basados en una visión común que abarca a todos los niños en edad escolar y la convicción de que es responsabilidad del sistema educativo regular educar a todos los niños y niñas. El objetivo de la inclusión es brindar respuestas apropiadas al amplio espectro de necesidades de aprendizaje tanto en entornos formales como no formales de la educación. La educación inclusiva, más que un tema marginal que trata sobre cómo integrar a ciertos estudiantes a la enseñanza convencional, representa un enfoque que examina cómo transformar los sistemas educativos y otros entornos de aprendizaje, con el fin de responder a la diversidad de los estudiantes. El propósito de la educación inclusiva es permitir que los maestros y estudiantes se sientan cómodos ante la diversidad y la perciban no como un problema sino como un desafío y una oportunidad para enriquecer el entorno de aprendizaje” (UNESCO, 2006, pág. 14)

    Respuesta José Blas García 
    Antes de definirla, me vais a permitir partir de un aforismo: la educación o es inclusiva o no es educación. 
    Y es que, a la educación ya le hemos puesto tantos sobrenombres, cuando educación solo hay una. 
    Con esto comienzo, es evidente que en lo primero sobre lo que deseo hacer hincapié es en la necesidad de fijar ideas sobre el significado de educar, la implicación en el aprender y la importancia de lo que implica las teorías sobre el aprendizaje social. 
    Y es que inclusión educativa, más que un principio es un derecho educativo de todo ser humano. El derecho de acceso, de participación y de promoción para aprender. El derecho a aprender con otros, con los coetáneos, en nuestro entorno próximo, o en el “tan lejano” como lo virtual nos permita. Y hacerlo siempre con garantías de máxima calidad. 
    Ahora vamos a ver de qué se trata esto de la inclusión en educación. Hemos dado en llamar inclusión a un modelo, a una cultura educativa (que no una metodología) que pone el foco en las personas y para ello organiza las enseñanzas y los recursos para enseñar de los que dispone, mediante tres acciones fundamentales: 
    • La primera consiste en conseguir que todos los niños y las niñas aprendan juntos, estando presentes en el mismo espacio, independientemente de las condiciones personales, sociales o culturales que le rodeen.
    • La segunda es que todos y todas, puedan optar a las mismas oportunidades de participación, de aprendizaje y de desarrollo personal.
    • La tercera es que la organización de las enseñanzas garantice la implicación, la mejora y la promoción de todos, respetando en la consecución de este conocimiento aprendido, diversa intensidad, diferente profundidad, distinta extensión y ritmos personales.
    Ser iguales como ser humano no significa perder el derecho a la diferencia. En aras de la igualdad se han cometido demasiadas desigualdades en educación. 
    Ser iguales como ser humano no significa perder el derecho a la diferencia.

    Pregunta 2. ¿Crees que la sociedad tiene un concepto erróneo de educación inclusiva? En caso afirmativo, ¿Cuál es el concepto? 

    Coral Elizondo
    Sí, muchas veces se confunde integración con inclusión. Se confunde cuando se considera que la educación inclusiva es una educación marginal, dirigida solo a un alumnado concreto (acneae) y por ende a un profesorado concreto (PT y AL), esto es lo que ocurría con la integración y no es lo que debe ocurrir con la inclusión. La educación inclusiva aborda la atención a la diversidad a través de una mayor participación en el aprendizaje de todo el alumnado, es por lo tanto una educación para todos y con todos.

    José Blas García
    En la sociedad la se utiliza la palabra inclusión muy asiduamente, y de forma difusa aplicada al concepto de educación inclusiva. A veces se confunde con integración, a veces se iguala a educación especial y otras veces con caridad, como una necesidad de hacer concesiones al diferente, como si ser diferentes no las tuviera ganadas esas condiciones de natural. Pocas veces se ve la inclusión como el derecho y el respeto que merecemos todos los humanos.
    Habitualmente se confunde, en ámbitos educativos, inclusión con atención a la diversidad, o incluso, con compensación educativa. La atención a la diversidad es una acción, al igual que la compensación, pero la inclusión es un proceso, una meta de aspiración (in)finita sobre la que muchos docentes nos guiamos en educación.
    Hoy leí una imagen en instagram una metáfora que nos puede ayudar: “integración es como cuando te invitan a una fiesta. Inclusión, es como cuando te sacan a bailar”. Es más cuando bailas con el grupo y las condiciones expuestas hacen que cada uno aporte y crezca.

    Pregunta 3. ¿Qué medidas deben tomar los centros sobre este tema? ¿Y los profesores? 

    Coral Elizondo
    Medidas generales que den una respuesta educativa inclusiva a todo el alumnado garantizando el derecho a una educación inclusiva, equitativa y de calidad y el derecho a igualdad de oportunidades para todos.

    José Blas García
    Vamos a enunciar la primera medida también como un aforismo simple y directo: “La primera medida a tomar para incluir es no excluir”. 
    Es curioso como los sistemas educativos, primero se organizan de forma excluyente, para a continuación desarrollar acciones o tomar medidas para incluir. Este efecto espejo placebo es muy curioso. Así, en primer lugar excluimos a parte del alumnado en grupos especiales, flexibles, de apoyo o de refuerzo y posteriormente tomamos “medidas de atención a la diversidad” para incluirlos al sistema. 
    En las escuelas (léase en sentido amplio) hemos hecho cotidianas injusticias y seguimos segregando como modelos organizativos, de forma que le contexto, la organización , y las acciones que hacemos se levantan como muros que impiden la inclusión. 
    Las medidas pasan por repensar críticamente la escuela que queremos. Ese repensado nos llevará a modificar 4 pilares básicos que influyen en el tema. 
    • Repensar los modelos organizativos no atentos a la diversidad, que constituyen un muro para el aprendizaje de todos, que se desarrollan en los centros educativos y que perpetuamos los docentes con la práctica. La organización nivelar, lo inflexibilidad de horarios, la escasa cultura colaborativa docente, la exclusión de los centros de las familias, la promoción limitada por las adaptaciones curriculares,...son elementos que entorpecen las posibilidades inclusivas,
    • Repensar los modelos curriculares de talla única y trasladarlos a modelos basados en las teorías de la pedagogía lenta, con una estructura curricular basada en las personas y en sus necesidades personales, con diseños universales para aprender, con currículos multinivel, diseñados con contenidos personales y sociales...
    • Repensar los modelos metodológicos, donde lo importante sean los individuos y no el modelo, desde una perspectiva intermetodológica basada en metodologías activas, que unan aprender y hacer, en un proyectos relacionados con la vida que tengan utilidad y trascendencia más allá del aula.
    • Repesar los modelos sociales, donde la cooperación constituya el elemento de relación y la visualización de lo diferente se considere como suma.
    Los currículos, las organizaciones y las estrategias de «talla única» son barreras explícitas hacia una inclusión efectiva de los aprendices en una escuela, y por tanto en la sociedad, siendo aquella, como lo es, subsistema de esta. 
    Para alcanzar una inclusión real son necesarias mucho más que acciones aisladas, es precisa una responsabilidad compartida, un proyecto social.

    Pregunta 4. ¿Invierte lo suficiente el gobierno sobre el tema en las escuelas y en las universidades? En caso afirmativo o negativo, ¿Por qué? 

    Coral Elizondo
    Se tendría que invertir mucho más. La educación inclusiva es un derecho, no debemos garantizar sólo el acceso, sino también la calidad y con clases numerosas, con muchos niveles, es difícil.

    José Blas García
    Los gobiernos no invierten en inclusión, y no lo hacen porque todos los gobiernos están limitados por la mirada cortísima que suponen las elecciones y los votos. Ya dijimos anteriormente que la inclusión es un proceso y no una meta. Así, se invierte en carreteras, en aeropuertos y en proyectos que en menos de cuatro años sean parte de su nuevo cartel electoral, Pero nunca en educación la educación no entra en el vocabulario de los ministros de economía, a pesar que está demostrado ( parafraseando a James Heckman, premio Nobel de Economía del año 2000) “es más rentable invertir en inclusión que en bolsa”. 
    Este mismo autor asegura que la desigualdad social (y la discapacidad se convierte en una de ellas) es uno de los principales predictores de fracaso, no solo escolar (entendido como aprendizajes deficitarios para la vida) , sino social ( porque tendrán muchas más dificultades en la incorporación a la vida adulta, laboral, personal y social). El silogismo es sencillo , si los gobiernos invierte en educación inclusiva ( una organización educativa que permite a todo desarrollarnos al máximo de nuestras capacidades), mejorarán las aptitudes de los todos los estudiantes de hoy y ciudadanos de mañana, lo que todos nos conducirá a obtener mejores niveles de autonomía en nuestra vida futura, más posibilidades de inserción para todas las personas en el mundo laboral y por tanto menor gasto del estado en acciones en forma de ayudas sociales, subsidios y mantenimiento dependiente. 
    No cabe duda, a mayo gasto en una educación para todos, mayor posibilidad de construir un mundo mejor para todos.

    Pregunta 5. ¿Piensas que los profesores tienen una formación adecuada o suficiente para tratar el tema? 

    replantearse tanto la formación inicial como la permanente
    Coral Elizondo
    No, para nada. Habría que replantearse tanto la formación inicial como la permanente, incluso las metodologías utilizadas en la universidad son poco inclusivas. No se puede hablar de inclusión solo desde la práctica.

    José Blas García
    La formación inicial y continua es clave en este proceso de cambio hacia una educación para todos. 
    En las universidades cada vez hay mayor investigación, conceptualización y sensibilidad hacia la educación inclusiva. Al mismo tiempo la oferta por medio de curso on-line, máster, formación en centros de profesores y participación en grupos horizontales de innovación educativa, cada vez es mayor. 

    La comunidad educativa, por fin, ha comprendido que innovación se escribe con i de inclusión. Es decir, que ambas acciones deben ir de la mano.

    Pregunta 6. ¿Crees que es un tema tabú en las aulas? 

    Los docentes no están preparados para esta realidad tan diversa que supone un cambio metodológico
    Coral Elizondo
    Yo no lo llamaría tabú, es un tema difícil, muy difícil y que asusta. Los docentes no están preparados para esta realidad tan diversa que supone un cambio metodológico, pero también un cambio en el propio diseño curricular programando desde el inicio para todo el alumnado. A esto no te enseñan en la Universidad.

    José Blas García
    Creo que no es tabú. Hay, como hemos dicho anteriormente, confusión con el término inclusión, y hay poca cultura docente inclusiva. No sé de ningún docente que no conozca las necesidades personales de su alumnado. Y todos se acogen a las acciones que están estipuladas como “atención a la diversidad” desde esta errónea cultura inclusiva actual.
    Antes hablábamos de inversión. La inclusión necesita de recursos, Uno de los más señalados es el que tiene que ver con la bajado de la ratio profesor/nº de alumnos. Es necesario invertir en personal, hacer efectiva la posibilidad de dos docentes en un aula, trabajando colaborativamente como modo espectacular de avanzar y mejorar, que haga disminuir esas ratio verdaderamente altas. 
    Pero también ese acción debe ir acompañada de eliminar los tabúes, de crear proyectos, de mostrar un compromiso decidido desde los centros hacia el diseño de escuelas pensadas para incluir.

    Pregunta 7. ¿Qué piensas sobre la nueva legislación que no incluye nada de la educación inclusiva, dejando un vacío legal? 

    Coral Elizondo
    La LOE modificada por la LOMCE, es la primera normativa que contempla el principio de inclusión frente al principio de integración de la LOGSE. Muchas CCAA, con mayor o menor acierto están elaborando Decretos de inclusión, por lo que en la actualidad si que hay nueva legislación, pero basada en modelos psicopedagógicos de los años 90 que son integradores, por lo que volvemos a confundir integración e inclusión.

    José Blas García
    Pues que es una nueva oportunidad perdida. Me ha decepcionado, no tanto en que no incluya medidas “de legalidad” necesarias (que ya me lo esperaba pues el esperado pacto no se ha buscado, de nuevo en la prisa del cartel electoral), sino en la propia concepción de la legislación, donde se utiliza inclusión como un adornos "snobs" de la introducción, pero que luego no se aplica en ninguna de las modificaciones del articulado. Tendré que leerla más detenidamente, si es que llega a publicarse.

    Pregunta 8. ¿Se da la misma conciencia sobre el tema a los alumnos en las escuelas y en las universidades? 

    Coral Elizondo
    Los alumnos en las escuelas conviven directamente con la diversidad y solo unos pocos llegan a la Universidad, nos dejamos a muchos niños y niñas en el camino, excluidos y condenados a la pobreza más absoluta, que no consiguen el título obligatorio para poder trabajar en un futuro. 
    Si  en la escuela están viendo segregación, eso es lo que harán el día de mañana, segregar.

    José Blas García 
    La inclusión debe ser un concepto transversal de la sociedad. Solo así impregnará las conciencias de manera natural. Lo demás se quedará en acciones puntuales. Vivir la inclusión es mucho más que hablar de inclusión. Dejo un nuevo aforismo irrenunciable: la inclusión no se dice, la inclusión se hace.
    la inclusión no se dice, se hace

    Pregunta 9. Enfocando la educación inclusiva al futuro, ¿Crees que habrá un posible cambio? ¿Cuál es? 

    Coral Elizondo
    Formación, formación y formación.


    José Blas García
    Pues creo , sinceramente, que hemos iniciado un camino sin posibilidad de vuelta. Es un camino que estamos haciendo lento, desde un activismo inclusivo pertinaz. Un carro al que hay subidos miles de docentes y millones de ciudadanos. Docentes, instituciones educativas, asociaciones, familias, iniciativas legislativas, médicos, medios de comunicación...el grupo de activistas crece. 

    Leí a un amigo que lo ejemplificada muy bien con la historia de “El caballo de Troya”. Ya estamos dentro, ya hemos atravesado los muros de la invisibilidad. Ahora toca la acción. 
     “El caballo de Troya”. Ya estamos dentro, ya hemos atravesado los muros de la invisibilidad.

    Pregunta 10. ¿Cómo se puede concienciar a la sociedad que no es estudiante a cerca de la educación inclusiva? 

    Coral Elizondo
    es necesario hablar de inclusión social
    Yo haría campañas de sensibilización, es necesario hablar de inclusión social también, no solo inclusión educativa.

    José Blas García
    La concienciación es sencilla. Que mire a su alrededor. Que busque alguien igual a él. Que vea si la homogeneidad es falacia. Que todos somos diferentes, es más, que tenemos el derecho a serlo y a reivindicarlo. Pero que esta diferencia de todos no puede suponer desigualdad para nadie.
    Y esto no es una opinión. Que todos somos diferentes, es una evidencia que pone de manifiesto las investigaciones en neurodiversidad.

    Pregunta 11. El hecho de que haya alumnos con discapacidades y sin ella, significa que se lleva acabo la educación inclusiva o hace falta algo más. 

    Coral Elizondo
    La educación inclusiva es mucho más que estar en los centros educativos, es mucho más que entrar, es pertenecer. Hablar de educación inclusiva es hablar de pertenencia y acogida.

    José Blas García
    No, la inclusión exige algo más que la mera presencia física de alumnos diferentes en el mismo espacio aula. El contexto ya debe ser de por sí diverso ( otra cosa sería segregación). Pero la educación inclusiva exige de tres principios: presencia, participación y aprendizaje para todos. 
    Dos acciones nos llevan hacia los diseños inclusivos de la enseñanza: aprendizaje mediante proyectos comunes y ofrecer opciones (de acceso, de expresión y de mantenimiento de la actividad) para desarrollarlos 

    aprendizaje mediante proyectos comunes y ofrecer opciones (de acceso, de expresión y de mantenimiento de la actividad) para desarrollarlos 


    CONTINUAR LEYENDO >>

    DISPARAR LA AMÍGDALA

    -
    “Sin emoción no hay aprendizaje”, nos enseña el profesor Mora. Esta hiperrepetida frase que tanto utilizamos, desde la búsqueda crítica de “la nueva educación”, solo tiene sentido si la teoría neuro-científica se pone en relación con la práctica educativa.


    Como docente y educador que soy, el único objetivo profesional que contemplo, desde la intersección entre las ciencias de la educación y la neurología, es que dicha unión produzca mejora en los métodos de enseñanza y con ello, en los aprendizajes de mi alumnado. Y me esfuerzo en observar que esto es así. 

    A pesar de que la neurociencia es una disciplina relativamente reciente, ya se posen conocimientos del funcionamiento del cerebro más que suficientes para trasladarlos, con cierto criterio, a acciones pedagógicas. En realidad, siempre lo hemos sabido: la sorpresa, la curiosidad, la emoción… son esenciales para aprender, porque ayudan a buscar y mantener la constancia necesaria para encontrar las respuestas que construyen un nuevo conocimiento. Todos los que estamos a pie de aula experimentamos en carne propia que emocionar con un cuento, hacer un chiste en un momento clave en el desarrollo de tu clase o generar curiosidad con un acertijo, no son acciones friqui, sino que se trata de actividades mediadoras y facilitadoras de aprendizajes posteriores. 

    Pues resulta que en estas acciones tiene responsabilidad la amígdala. Se trata de una estructura subcortical situada en el interior de nuestro cerebro, con especial preeminencia para el funcionamiento del organismo en general y, por supuesto, para el aprendizaje en particular. Cuando la amígdala se dispara, por ejemplo, con una nota de humor emocionante, crea bonus de resiliencia positiva para después poder atacar, pongamos por caso, un complejo problema de matemáticas.


    Su principal función es “predisponer para…” o lo que es lo mismo, preparar respuestas de aprendizaje en términos de conducta, relacionadas, proporcionales y adecuadas al estímulo y la emoción sentida. 

    La amígdala adquiere así un rol funcional esencial en la valoración del significado emocional de cualquier experiencia de aprendizaje: satisfacción-rechazo; interés- desinterés; motivación o conducta disruptiva… son conductas promovidas o inhibidas a partir del control “amigdaliano”. De ahí la necesidad que surge en la escuela actual, tan importante como la alfabetización, de “enseñar-aprender” sobre gestión emocional.

    Si las emociones están presentes en cualquier interacción humana, y la situación de aula no es una excepción, la necesidad de disparar la amígdala para promover cualquier acción de experiencia-aprendizaje de nuestro alumnado, parece obvia.

    Este artículo ha sido publicado en LA SECCIÓN "en voz alta" de la REVISTA AULA - 283 (JUNIO 19) - Más allá de las manualidades y los manuales: una mirada a la educación visual y plástica 



    CONTINUAR LEYENDO >>

    HACIA UN DERECHO LLAMADO PROMOCIÓN

    -

    Preámbulo

    A modo de preámbulo es importante pararnos para  reflexionar en una idea trascendental:  los modelos, las políticas y las culturas pueden,  o no, generar condiciones para la inclusión, pero no hacen inclusión  por sí mismos, es decir necesitan de intencionalidad y política de centro decididamente inclusivas.
    Este marco lo hemos coreado en otras veces:
    La educación o es inclusiva o no es educación.
    Conviene recalcar en esta introducción que el apellido "inclusiva" que colocamos a la educación, se presenta como el derecho a estar, participar y mejorar en el aprendizaje de todos los individuos y no sólo de aquellos "etiquetados" como alumnado de necesidades educativas específicas, porque todas  las personas somos objeto de "necesidades educativas personales".

    Cambio de mirada

    El cambio de perspectiva (o de mirada que gusta a a muchos) es definitivo:
    Mirar las diferencias en términos de normalidad
    Porque
    lo normal en los seres humanos es ser diferente
    La educación debe contemplar el derecho a ser diferente y valorar como un hecho positivo: ¿sería deseable una sociedad clonada?

    Innovación

    En tiempos en los que se habla mucho de innovación, no hay innovación que valga si no contempla la inclusión. Esta genuina innovación para una educación equitativa y de calidad comenzará por cambiar la cultura docente que abraza la homogeneidad y rechaza lo diverso, por una cultura que acepte las diferencias, celebre la diversidad y promueva un trato equitativo para cada alumno y alumna.
    La inclusión total es un reto decidido que se  camina junto al objetivo de  una escuela para todos. 
    Y esto tiene sus implicaciones. Es necesario comenzar por saltar cualquier obstáculo y eliminar toda barrera a la inclusión. Esta es la #RevoluciónIducativa que tenemos en marcha. El horizonte es complejo  y no se presenta cerca, pero una filosofía humanista, que centre la educación en la persona, unas políticas que se declaren y se organicen incluyentes y uno modelos de centros que se rotulen y desarrollen inclusivos, no pueden contemplarla de otra forma.
    Recuerda: o incluyes o excluyes, no hay término medio

    Un derecho llamado promoción

    Para llegar a paradigma innovador e inclusivo, el primer objetivo que debe fijarse en su proceso transformador e inclusivo es eliminar. o minimizar al menos,  las barreras para que todo el alumnado participe totalmente en el aula.  Contemplar a "todo el alumnado" implica que actuamos como escuela sin tener como referencia o etiqueta sua características físicas, mentales, sociales, contextos culturales,...
    Una escuela innovadora e inclusiva es una escuela que se preocupa de establecer modelos organizativos, metodológicos y curriculares que ayuden a trazar puentes para que todo el alumnado pueda, no solo estar presente en el aula, sino también participar de un modo efectivo y promocionar de acuerdo a sus ritmos, intereses y capacidades.
    Porque sí, aunque suene extraño, la promoción también es un derecho.
    Todos podemos, y tenemos derecho, de promocionar ( como necesidad de desarrollo personal) si se dan las condiciones para ello, si se eliminan las barreras que nos pone el estándar y la normativa. 

    La promoción requiere de dos acciones:
    • Evaluar ( realizar feedback continuo para aprender) 
    • Calificar (asignar un número y certificar) 
    Hasta ahí todos de acuerdo.

    • La clave: en uno y otro proceso tomar referencia los puntos de partida de cada uno. ¿Es concebible una legislación que prohíba promocionar por algún motivo? Pues la nuestra habrá que revisarla. 
    • Insisto: es necesario que la promoción de todo el alumnado se considere como un hecho posible. 
    • Debate: ¿promoción a qué? Enseñanza Secundaria Adaptada. Formación Profesional Básica (Programas Formativos Profesionales) Adaptados. Ciclos Formativos Adaptados. Estudios Universitarios Propios Adaptados... La normativa adaptada al servicio de las personas.
     
    Se trata de dar oportunidades, nunca de limitarlas
    Sí se puede. Es una cuestión de derechos, de dignidad y de tener una actitud decidida a poner condiciones para que la inclusión académica, social y profesional sea una realidad en el sistema educativo español.

    CONTINUAR LEYENDO >>

    La educación inclusiva es más que un principio: es un derecho- Entrevista en Faro de Vigo

    -


    “La educación inclusiva es más que un principio: es un derecho”

    José Blas García, maestro, pedagogo y profesor en la Universidad de Murcia (UMU): “Educación solo hay una, aquella que es para todos, sin apellidos y sin apartados. Si queremos apellidarla, pongámosle el adjetivo extraordinaria”, indica Participó en las Jornadas de Educación Inclusiva celebradas por la Consellería de Educación en Santiago.

    // SELINA OTERO


     Para ver la Entrevista en  Faro de Vigo , cliquee aquí
    José Blas García,experto en educación, en Santiago.

     -¿La educación puede ser no inclusiva?

    ¿Podríamos entender una educación que fuese adoctrinadora, antidemocrática, racista o antifeminista? El derecho a la libertad individual, a la democracia, a la igualdad sea cual sea tu origen, procedencia o raza o la igualdad entre hombres y mujeres está fuera de toda duda y no consentiríamos “una educación” en otro sentido. Pues bien, la educación inclusiva es también un derecho: el derecho a acceder y participar en la escuela, a aprender de manera social con otros iguales y a aprender y promocionar en la vida de cada cual. Es, mucho más que un principio o una filosofía que guíe la actuación educativa. Un modelo de apoyos y calidad de vida que toma como referencia un enfoque basado en los derechos humanos, declarado y asumido por la ONU en la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Por tanto, educación, solo hay una, aquella que es para todos, sin apellidos y sin apartados. Si queremos apellidar a la educación, pongámosle el adjetivo extraordinaria. 

    - “El aprendizaje o está centrado en el alumnado o no es aprendizaje válido para el que aprende”... leí en tu blog (“Transformar la escuela”).

    ¿A quién le interesan “cosas” que no les afectan a su vida, que no le emocionan, que se traducen en listados inconexos con la realidad en la que vive? Al diseñar aprendizajes no podemos tomar como referentes un currículo, habitualmente estandarizado y descontextualizado. Centrar el aprendizaje en el alumnado es pensar, por ejemplo, que al aprendiz no le interesan los tipos de bosques, sino, por ejemplo, por qué se queman y como está cambiando la vida en la Tierra por ello, el cambio climático y la escasez de lluvias y restricciones de agua en verano. Cuando el diseño se centra realmente en “las cosas” importantes que queremos (quieren o necesitan) aprender, entonces se hace significativo (conectado, relevante, aplicable) y se hace profundo e importante. Cuando el aprendizaje se centra en los conceptos importantes, entonces los contenidos curriculares (listados, clasificaciones y definiciones) se integran de forma natural. 
    Desde mi opinión es necesario innovar desde el diálogo constante con la tradición educativa que nos ha traído hasta el momento en el que estamos. 

    -Si ya en el siglo XVI se hablaba del paidocentrismo (el alumno como centro), ¿por qué tardamos tanto (comunidad educativa, sociedad…) en darnos cuenta? ¿se aplicó por épocas?

    Porque hay concepciones distintas de lo que se enseña y , sobretodo, del para qué se enseña. Cada época es mediada por una corriente filosociológica que determina parte de su pensamiento y de su desarrollo cultural. En el siglo de los Derechos Humanos, estamos en un nuevo renacer del humanismo que pone a la persona en el centro. De ahí el tercer pilar que sube a la palestra en las competencias para nuestro siglo: “saber ser”
    Así, aunque algunas de estas concepciones pedagógicas se han aplicado en diferentes momentos históricos (en España, por ejemplo dentro del movimiento Escuela Nueva), acontecimientos sociales y políticos que llegaron, variaron su desarrollo porque se modificó el foco del para qué se ensañaba.
    En cualquier caso en estos momentos en los que reina el concepto innovación, el mundo es mucho más abierto, más transmetodológico y cualquier profesional de la docencia sabe que el enriquecimiento sistemático de pedagogía, históricamente y en la experiencia personal de cada uno se va acumulado sin dejar nada del pasado y aunando nuevas perspectivas y recursos. Desde mi opinión es necesario innovar desde el diálogo constante con la tradición educativa que nos ha traído hasta el momento en el que estamos. 
    No se trata tanto de “saber”, sino de ser competente con lo que “sabemos” y utilizar lo que sabemos como “bien común”. 

    El aprendizaje centrado en el estudiante abarca métodos de enseñanza con un cambio de foco en la instrucción del profesor al estudiante. ¿Crees que ahora caminamos en esa dirección? ¿Qué hace falta?

    Absolutamente. Hoy no necesitamos la instrucción como portadora de información. La información está más al alcance de la mano de todos que hace un par de décadas, es mucho más horizontal y está más democratizada. El valor ya no está en tener información sino que lo relevante es transformarla en conocimiento vital, técnico, de mejora social... No se trata tanto de “saber”, sino de ser competente con lo que “sabemos” y utilizar lo que sabemos como “bien común”. 
    Si hay diferencias entre nosotros en el caminar, en el hablar o en lo que nos sienta bien al comer y lo que no... ¿ por qué no las va a haber en la forma de aprender?


    -También leí en tu blog: “el cambio pasa por mirar las diferencias en términos de normalidad”…

    Es evidente que lo normal es ser distinto. No tenemos más que mirar de frente a nuestras parejas, hijos o compañeras de trabajo y ver lo diferentes que somos. Eso nos da la posibilidad de pensar que si hay diferencias entre nosotros en el caminar, en el hablar o en lo que nos sienta bien al comer y lo que no... ¿ por qué no las va a haber en la forma de aprender? Por tanto ¿podemos establecer currículas de talla única?
    Diseñar un currículo donde todos tengamos cabida es una obligación de cualquier cambio educativo que se desee modificar. Personalizar la enseñanza no pasa por individualizarla (procedimiento costoso e impracticable), consiste en diseñar lecciones a las que cada uno se pueda “agarrar” de manera personalizado a su nivel de desarrollo personal y curricular.

    -O incluyes o excluyes, no hay término medio… ¿Es una actitud, transversal en la escuela y en la vida?

    En mi vida sí lo es. La metáfora es sencilla: Si quieres incluirme en tu grupo de amigos, no me invites a la fiesta, invítame a bailar en ella. No hay término medio. No me incluyes cuando me invitas a tu fiesta y me dejas fuera de la comida o del baile, pidiéndome que baile solo algunas canciones y explicarme que, como soy un poco arrítmico, cuando todos bailan, yo me siente y solo escuche la música. O me incluyes o me excluyes.
    Más profesorado es necesario, esencialmente para bajar el nº de horas lectivas obligatorias y poder dedicar tiempos a coordinación, organización y planificación rigurosa del trabajo

    -¿Para una educación inclusiva hace falta más profesionales en las aulas?

    Más profesorado es necesario, esencialmente para bajar el nº de horas lectivas obligatorias y poder dedicar tiempos a coordinación, organización y planificación rigurosa del trabajo. La reducción de la ratio profesorado/alumnado es una reivindicación para la mejora de la educación, incuestionable. Pero no solo eso. Si reducimos al binomio inclusión-bajada de ratio la cuestión inclusiva, no estamos enfocando el tema de manera precisa. La bajada de ratio debe ir acompañada de proyectos inclusivos claros, donde la bajada de la ratio implique una estructura organizativa y metodológica inclusiva que lo argumente. Dos docentes en un aula, en coordinación eficaz y en estatus de responsabilidad horizontal ( que es diferente a la idea de uno es el responsable y el otro el apoyo) no solo mejora la atención al alumnado, si no lo que obliga a la cooperación profesional. Este elemento es clave para la mejora inclusiva: grupos de docentes trabajando en con objetivos inclusivos comunes.

    -¿Qué recomendaciones daría a los docentes para poner en práctica la educación inclusiva?

    La práctica inclusiva es una forma de ver la educación que hemos relatado extensamente. Si hay intencionalidad inclusiva, se produce acercamiento a un modelo basado en la persona como elemento clave de la educación. Pero esto no es suficiente. Tener herramientas metodológicas es clave para ello.

    -¿A los centros?

    Los centros deben lanzar una nueva mirada a sus proyectos, sus modelos organizativos y, si lo creen necesario, reescribirlos bajo la óptica inclusiva. Un proyecto consensuado, compartido y explícito es la segunda clave para comenzar, reemprender o continuar el camino inclusivo.

    -¿Y a las familias?

    Las familias son la tercera clave, la tercera patita del pilar inclusivo. Los docentes necesitamos su apoyo para iniciar el proceso inclusivo. Este proceso implica romper con situaciones dominadas, establecidas y, en cierto modo, emprender un camino de investigación y aprendizaje continuo. No es sencilla la decisión, y sentir una comunidad que confía en tus decisiones es un chute emocional que sirve de bálsamo para tomar mejores decisiones y aprender de los errores que puedan llegar.

    -¿Podrías poner un ejemplo de educación inclusiva, con un caso concreto en el que se perciba el “éxito”, por decirlo de algún modo, de trabajar de esta manera?

    En el ámbito gallego son pocos los centros que conozco. 
    Uno de los que tengo referencias es un colegio público de la ciudad de Vigo. Se trata del CEIP Seis do Nadal. Su modelo inclusivo es un modelo del camino que puede seguir la transformación de todos los centros educativos (especiales y ordinarios) para repensarse como centros extraordinarios. Se trata de que cada alumno y alumna recibe la atención específica que necesita y al mismo tiempo pueda participar y socializar de modo natural con sus iguales en un ámbito de diversidad, entendida como cualidad humana y no como problema de este o aquel niño o niña.
    Otro referente, aunque este más conocido es O Pelouro. Siempre ( y no desde que apareció en un libro "escuelas que cambian el mundo" ), me gustó, leí y vi documentos gráficos sobre O Pelouro. Me gusta la metáfora que maneja como eslogan de una escuela para todos/as, sin distinción ni etiquetas.
    Su filosofía de relación con lo vital, de metodología basadas en proyectos, de empoderamiento del alumnado, de inclusión total...encaja con mi visión de la escuela y me parece que tiene muchos elementos organizativos, metodológicos y filosóficos de los que podemos aprender. 
    En estos centros no hay magia. Hay trabajo, rigor pedagógico, organización que piensa en todos, estrategias que incluyen...e intención inclusiva. 

    CONTINUAR LEYENDO >>