Jose Blas García Pérez. Con la tecnología de Blogger.

EL INEXISTENTE ALUMNADO ESTÁNDAR

-

Sobre el término «promedio»

Es curioso como la ciencia, a veces, sirve para legitimar acciones, apoyándose en la validación de hipótesis, reafirmación de teorías o incluso establecimiento de postulados, que no soportan la realidad palpable pero que resisten perfectamente el el modelo generado desde el análisis estadístico.

Tood Rose, en su libro Se acabó el promedio aplicado a personas, explica cómo el término 'promedio', hace referencia a individuos que no existen. Estas dos reflexiones nos inspiran hoy para que hablemos de un tópico extendido: el estándar como modelo de aprendizaje y defendamos la idea del inexistente alumnado estándar.

En el citado libro, Tood Rose, nos narra cómo en 2002 Michael Miller, investigador de la UC Santa Bárbara, llevaba a cabo un estudio sobre la memoria verbal mediante resonancia magnética.

El experimento de Miller

La imagen por resonancia magnética funcional (FMRI) es el método más extendido para estudiar el esfuerzo que realiza una región determinada del cerebro cuando se le asigna una tarea. En este caso, la memoria verbal. La imagen de una resonancia magnética detecta –gracias al oxígeno que transporta– qué zonas del cerebro reclaman más energía de flujo sanguíneo para hacer su función. Y, en base a eso se colorean en diferentes tintadas.

Desde esta explicación (de carácter divulgativo) para los neófitos en el tema es sencillo comprender el resultado de "las fotografías" realizadas. Se tarta de esos mapas de "la materia gris" donde hay unas zonas más iluminadas que otras.

A buen seguro, hemos visto en muchísimas ocasiones en la red, en libros o en póster de algún congreso estos mapas de los que hablamos, muy parecidos al que mostramos como imagen 1. Sirva de ejemplo éste que mostramos referido a "los mapas cerebrales" que se crean cuando se le ofrecen en distintos momentos a un grupo de estudiantes ejercicios relativos al análisis matemático, al álgebra, a la geometría y a la topología.
inexistente alumnado estándar
Imagen1: Tomada de La Razón 
El experimento que realizó Miller fue parecido: consistía en que a dieciséis voluntarios tomados de uno en uno, se les mostraba sucesivamente un conjunto de palabras, a modo de «bit de vocabulario», mientras se sometían a una resonancia magnética funcional. Durante estas acciones, se recogían imágenes que se iban guardando para poder ser analizadas posteriormente.

Después de un periodo de descanso, se les mostraba a los mismos participantes otra serie de palabras. En esta ocasión, los voluntarios debían presionar un botón cada vez que reconocían una palabra que pertenecía a la primera serie.

Mientras que cada participante tomaba decisiones de presionar el botón cuando había leído alguna palabra de la primera serie, el escáner fotografiaba el mapa de su actividad cerebral marcando la zona que requería mayor aporte de energía.

Una vez finalizado el experimento, Miller, promedió los mapas cerebrales individuales de todos los sujetos para crear un mapa que revelase los circuitos neuronales implicados en la memoria verbal de un cerebro humano sin disfuncionalidad, según narra Rose en su libro.

Una vez tuvo Miller los resultados de los 16 mapas individuales, realizó la intersección de todos ellos para encontrar el mapa cerebral promedio. Siguió así la Teoría de Conjuntos que dice que la intersección de dos conjuntos está formada por todos los elementos que estén, a la vez, en ambos conjuntos.

Plantas, Hoja, Principales, Naturaleza, Medio Ambiente


Al igual que vemos en la imagen 1, Miller observó rápidamente que, en realidad, solo un par de las 16 imágenes individuales se parecían un poco a la imagen establecida como modelo, promedio o estándar. "Quizá si entrecerraba los ojos, un par mapas individuales se parecían al mapa promedio. Pero la mayoría, nada" - declaraba Miller. Todo apuntaba hacia la «inexistencia del cerebro típico", esa relación que, equivocadamente, nos hace establecer los "parecidos a norma". Es más, cuando se detuvo un poco más, Miller observó algo mucho más revelador:
No solo la imagen del cerebro de cada uno de los 16 voluntarios era diferente al cerebro determinado promedio, sino que también eran diferentes entre sí.
Es decir, no existía ningún cerebro que actuara igual que el establecido como promedio.

Primera reflexión educativa que nos lleva a la idea del inexistente alumnado estándar: no hay un "cerebro norma" sino todo lo contrario, la norma es que todos los cerebros humanos sean diferentes.

Hipótesis de normalidad

Otro elemento matemático que nos ha llevado (sin pretenderlo) a la idea cultural de la estandarización es la denominada Campana de Gauss (en honor a Carl Friedrich Gauss que formuló la ecuación de la curva) o de Distribución normal de datos que había sido reconocida, unos años antes, por el francés Abraham de Moivre.

La demostración gausiana establece una curva estándar que se determina en función de la relación entre dos parámetros: su media y su desviación estándar –o típica–.

Es condición sine qua non en cualquier investigación, la necesidad de la verificación de la hipótesis de normalidad para poder aplicar posteriormente los procedimientos estadísticos que, habitualmente, se manejan y que ayudan a su análisis. Pero esto no se hace como un reflejo exacto de la realidad, ya sabemos que la estadística solo es una ciencia que utiliza conjuntos de datos numéricos para obtener, a partir de ellos, inferencias basadas en el cálculo de probabilidades.

inexistente alumnado estándar
Intentaremos explicarlo con otro estudio encontrado como ejemplo, en este caso realizado por Unidad de Epidemiología Clínica y Bioestadística. Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña, sobre una muestra de 100 mujeres de las que se determinó su peso. La distribución normal de los datos se asemeja bastante a la de una distribución normal –en el sentido matemático de la expresión–, lo que nos podría llevar adoptar la campana como la distribución normal y llevarnos a una idea equivocada de lo que es la «normalidad».
Sin embargo, si observamos con atención, el peso «estándar» de una mujer, estaría fijado en 61,5 kg. Lejos de lo que «cabría esperar», no se encuentra ninguna mujer en la muestra que se ajuste a ese «estándar» puesto que el peso de la mayoría de las mujeres es muy diferente a éste que fue determinado tras el análisis matemático.



inexistente alumnado estándar
Ejemplo de un gráfico de probabilidad normal

La función básica de este gráfico "normalizador" de probabilidades consiste en representar, en una misma imagen, los datos empíricos observados frente a los datos que se obtendrían en una «distribución normal» teórica. Si la distribución de la variable es 'normal' –en el sentido matemático de la expresión–, los puntos quedarán cerca de una línea recta. 

Así, fijándonos en el análisis realizado, podríamos decir –sin ser rigurosamente cierto–, que el 68% de la media, a pesar de no ser igual al estándar, se podría considerar dentro de la «distribución normal» –en el sentido matemático de la expresión–. También podríamos decir que existe, como observamos es la misma gráfica, una mayor variabilidad (separación) en los extremos . Un 32% de datos que no se ajusta a la norma y que desechamos en beneficio de aplicar estadísticas sin que se nos distorsione esta distribución que demuestra el modelo matemático de Gauss.

Todo correcto. En cálculos matemáticos, no pasa nada. Son datos. Pero, en la realidad –y en la escuela– esos 32 valores de cada 100, se corresponden directamente con personas con nombres, apellidos y vida.

Segunda reflexión que nos lleva a la idea del el inexistente alumnado estándar: la generación científica de estadísticas promedio han creado (sin ser su objetivo) en la sociedad (incluso científica) la idea falsa de que el promedio es lo normal, lo típico y lo estándar; y anidó, no solo como ciencia, sino también como creencia.

Las cosas como decimos las cosas es como las vemos. Y como las vemos, es dentro del error que supone contemplar la planificación de la enseñanza basándonos en una educación dirigida al inexistente alumnado estándar.

Los estereotipos se validaron en todas las ramas de conocimiento.

Así los estereotipos se validaron en todas las ramas del conocimiento. En Psicología y Pedagogía, Jean Piaget hizo numerosos estudios de la infancia en niños, y la dividió en etapas o estadios que cumplían el promedio de los datos. De esta manera, la ciencia comenzó a comparar el desarrollo real de cada niño o niña con las «etapas del desarrollo en niños» con las que Piaget había definido tras sus investigaciones que han servido a la educación para establecer cuánto se desviaban los datos del desarrollo real de cada individuo entre 0 y 12 años con respecto a los datos que ofrecía el trabajo de Piaget –los cuales se habían validado como «normales»–.

Modelo, Cara, Hermosa, Blanco Y Negro, Juventud



Esta clasificación puso en alerta a pediatras, educadores padres y madres quienes se mostraban preocupados si sus hijos, pacientes, alumnos... se desviaban de los valores propios del «desarrollo promedio», marcado como "el estándar" por la ciencia. Olvidando que no había un correlato en la realidad del ser promedio, y olvidándose del inexistente alumnado estándar.

De la misma forma, los psicólogos franceses Alfred Binet y Théodore Simon desarrollaron, a principios de siglo, un test para determinar la Edad Mental de un individuo. La puntuación en la escala de esta prueba de Binet-Simon ha revelado hasta hoy la edad mental del niño y con ella la medida de la inteligencia, dividiendo la edad mental entre la edad cronológica y multiplicando el resultado por 100. Este algoritmo da como resultado el conocido Cociente Intelectual.

Más tarde, el psicólogo estadounidense Lewis Terman, de la Universidad de Stanford, revisó el test de Binet-Simon, y se modificó con el nombre por Escala de Inteligencia Stanford-Binet (1916) convirtiéndose en la prueba más popular en los Estados Unidos durante décadas, la que aprovechó William Stern, un psicólogo alemán, en 1912, para medir el conocimiento, en base a la Escala de Inteligencia de Alfred Binet y Théodore Simon, entre un grupo de niños con la misma edad para poder compararlos entre sí. Basándose en el análisis matemático proporcionado por la curva de Gauss y en la concepción cultural y científica del término promedio, clasificó a las personas según su inteligencia y creando un sistema de conocimiento dirigido al promedio y a lo falsamente denominado como «normal».


Cachorros, Caniches, Caniches Estándar, Perro, Mascota

Reflexión final. Así hemos llegado hasta hoy.

En el «desarrollo normalizado» de la escuela, los legisladores han tomado siempre decisiones sobre la organización de la escuela, la inversión que hay que realizar en ella y el modelo curricular para atender a las necesidades de los estudiantes basándose en el error de un alumnado promedio o estándar inexistente.

Independientemente de la argumentación más o menos exacta de este post y basándonos en la realidad diaria de la experiencia, los currículos y los estándares de aprendizaje, la clasificación de alumnado por programas, la distribución de aulas por edades, las valcanización de la asignaturas... son elementos de un sistema educativo que nos atenazan y que han sido creados en el ideario colectivo docente desde una concepción que,humildemente, creemos que es errónea:

Determinar las necesidades de aprendizaje de todo el alumnado, en base de las necesidades de aprendizaje de una «persona promedio» que no existe –es decir, del inexistente alumnado estándar–; y, de este modo, planificar la enseñanza bajo un único y erróneo parámetro: la «normalidad».


Normales somos todos...o nadie.

EDUCAR NECESITA TIEMPO

-
Si cerramos los ojos y pensamos en un o una docente, la idea de un aula pequeña repleta (con 25-30) estudiantes se asocia casi al instante. En la imagen tradicional o más habitual de estos, el docente se encuentra frente a su alumnado, transmitiendo e impartiendo su lección de manera oral, con un libro o con medios audiovisuales

Sin embargo, esto no es lo único que hacen los docentes en su tiempo de trabajo. Además de "dar la lección", planifican las clases, realizan tareas administrativas, hacen control de absentismo, orientan y comentan trabajos, realizan materiales didácticos, repasan el progreso de sus estudiantes, orientan a su alumnado sobre como desarrollar sus emociones, buscan y adpatan materiales de otros que puedan servir para su grupo, se reúnen con compañeros y compañeras...


Hoy, como la mayoría de mis compañeros docentes, comencé el día celebrando el día de la maestra y del maestro.Y he recibido gran cantidad de felicitaciones.
Pensando en este día, me venía a la cabeza una pregunta muy recurrente que me suelen hacer en entrevistas ¿Qué necesita la educación? y hoy pensaba..¿qué necesitamos los docentes para cambiar la educación?

La respuesta ha sido automática:

Necesitamos tiempo

El panorama estresante que dejaron los recortes al cuerpo docente de la educación pública en España, casi una década después, aún no se ha recuperado y dejaron los centros educativos (especialmente secundaria) como eriales de posibilidades de reunión y trabajo en equipo. Los recortes nos trajeron menos docentes por centro y, como consecuencia más horas "de clase" por docente.
Esta situación de "apretarnos el cinturón" ofreciendo  horas de clase y aceptando disminuir las plantillas, que pudo ser entendida en un momento crítico en el que parecía que todos deberíamos arrimar el hombro, se ha convertido en una constante que ya forma parte de nuestra cultura docente. Además, ha reforzado la idea errónea y dañina de que el papel de un docente no es hacer que aprendan sus alumnos,  sino darles clase, en un rol casi, casi asistencial, especialmente cuando hay que multiplicar esa acción de "guardias" tan comunes en los centros educativos.

Transformar la educación necesita tiempo

Llamésmosle como queramos, transformar ( que tiene su connotación diferente), modificar, renovar o innovar ...necesita su tiempo. Y lo necesita , especialmente, para dos cuestiones:

  1. tiempo para pensar individual. Tiempo individual.
  2. tiempo para pensar con otros. Tiempo colectivo
Tiempo para nos permita decidir los paraqués y tiempo que nos permita diseñar los cómo. Tiempo para pensar la inclusión y tiempo para hacer la inclusión. Tiempo para enseñar a ser personas  y tiempo desarrollar acciones para personalizar la enseñanza.

  • Dos docentes en un aula necesitan tiempo y coordinación. 
  • Enseñar mediante proyectos, necesita tiempo y cooperación.
  • Planificar unidades multinivel, necesita tiempo y técnica. 
  • Aplicar tecnología necesita tiempo y formación horizontal o colaborativa.

Tiempo para hacer una enseñanza lenta. Tiempo, como solicita el grupo de grande docentes que forman Asociación Educación Abierta, para calmar la educación y encontrar en la calma las fortalezas  y las oportunidades.

La educación no quiere prisas en nuevos sistemas educativos. Dadnos tiempo a los  y  las docentes y pedirnos transformaciones a cambio. Pero sin uno, no nos podréis pedir innovación, ni mejoras...solo "dar clase", por más y diferentes leyes que se generen.
Los horarios docentes, no piensan en el alumnado. Ni en el profesorado. ¿Es posible hacer 6 horas de clase a alumnado de secundaria en una jornada? Realmente no hay respiro. Pero eso no es la dificultad..el problemas no es físico, sino psicológico. El alumnado no baja la guardia de su hiperactividad...lógica. Todo lo contrario, a más horas de clase más complicado es construir una hora enseñanza efectiva y conseguir uno minutos de aprendizaje valioso.

De 40 en 40 

Los horarios de hora en hora, de 40 minutos en 40 minutos ...se han convertido en el "estadillo administrativo para dar clase y hacer guardias". Y no olvidemos que los y las docentes españolas trabajan un 15% más de horas que sus homólogas europeas, y que el cuerpo docente perdió más de 30.000 profesores a raíz de los recortes de 2012; que el profesorado envejece y los mayores de 50 años han subido siete puntos desde esa fecha hasta hoy (y ya superan un tercio del total de las plantillas). ¿Es posible cambiar así la educación? ¿Se pueden pedir cambios en la educación sin modificar  los elementos básicos que la organizan? Ahí deben hacer hincapié cualquier nuevo sistema educativo.

Cuidar al cuidador

Menos horas de clase ¿porque sí?  No. Más tiempo para trabajar mejor, con más eficacia, con más ajuste a la realidad, con más sentido y valor, con más desarrollo pedagógico y tecnológico, con más acercamiento a los contenidos de conocimiento culturalmente compartido...
Con menos horas "de clase" y más de "pensar juntos", en coordinación de los equipos docentes,  haría  posible, enseñar ( y educar) a un grupo de alumnos y alumnas con profesorado que realmente se conociera más allá de las sesiones de evaluación, -que tienen un objetivo puramente administrativo- a un profesorado que a duras penas se conoce más allá de cruzarse entre clases en los pasillos de los centros educativos. ".

La coordinación es una de las mayores falacias de la educación. La coordinación brilla por la ausencia de espacios y tiempos para que se produzca, Cooperar? ¿Cómo vamos a cooperar?
Por ello existen tampoco planes autogestionados  y solo estamos al libre albedrío de los planes institucionales, que no generas, solo asumes,
Necesitamos tiempo para pensar la educación que queremos. 
Las metodologías activas, el uso integrado de la tecnología, el desarrollo de marcos inclusivos .., precisa de encuentro. Un encuentro que es imposible, ¿creemos realmente que podremos cambiar la educación solo con formación? 


Reloj, Tiempo, Ver, Horas, Minutos, Segundos, Estilo

Hace falta tiempo para desestresar la enseñanza y los centros educativos. 

De timbre a timbre, el alumnado corre, el profesorado también y la relación se ralentiza. De timbre a timbre el currículum corre, pero los aprendizaje se detiene, De timbre a timbre las aulas y las normas cambian pero el conocimiento se paraliza. La enseñanza debe ser mucho más que "dar clase". Enseñar es un acto colectivo, donde los actores deben ser colegas. ¿Son los departamentos la única forma de coordinarse con compañeros? ¿Cómo podemos pensar en  diseñar proyectos  interdisciplinares con nuestros compañeros y compañeras si a duras penas nos conocemos?
Los docentes somos el único colectivo profesional que no hacemos investigación en nuestra práctica... porque no es valorada y por eso no se facilita tiempo para diseñarlas, realizarlas y extraer mejoras. La administración nos trata los docentes  solo "ejecutores" de prácticas..pero nos pide innovación.
Es un hecho que el profesorado se pasa cada vez menos tiempo pensando, leyendo y escribiendo y más tiempo rellenando formularios. ¿Cómo no vamos a necesitar los libros de texto? Los profesores de las enseñanza obligatoria dedican un 92,2% de su tiempo a la enseñanza y el resto del tiempo lo ocupan en tareas administrativas vinculadas a la enseñanza.

Tiempo para enfocar la educación

Y es que , contra ciertos tópicos y algunos mensajes políticos, los profesores españoles trabajan más que sus colegas europeos y en peores condiciones. Pero eso no aparece en PISA ni en las pruebas de evaluación externa.

Por favor...en la evaluación de diagnóstico también que nos pregunten a los docentes..a ver que diagnóstico ...extraemos entre todo.

Ah! Por cierto, que este post era para celebrar el día del maestro y la maestra.
¡¡felicidades compañeros y compañeras!!
¡¡Vamos a celebrar el día de la mejor profesión del mundo!! 
Que sí!!   ;)
..pero vamos a movilizar!  
Si todos los los días de ...sirven para reivindicar algo..¿cual es nuestra reivindicación? 

Los comentarios están abiertos  ;) 



CONTINUAR LEYENDO >>

EVALUACIÓN INTENCIONAL

-
Nota: Artículo publicado en nº 287, octubre 2019, 
 Revista Aula de la editorial Graó. 



Todo lo relacionado con la educación tiene un componente intencional. Enseñar y aprender, son intrínsecamente acciones “de querer” que necesitan de la colaboración deliberada del que enseña y del que aprende para conseguir al objetivo. La evaluación, como parte de ese proceso, también exige de intención.
Versión en Español
En este sentido, en ámbitos educativos, cada vez se es más consciente de que el cambio educativo viene asociado a un cambio efectivo e intencional de los procesos y modelos de evaluación. Entre otras cosas porque evaluación y aprendizaje forman parte de un mismo e indisoluble binomio y no podríamos pensar en modificar uno sin que el otro quedase inalterado. Por este motivo, las cuestiones relacionadas con la evaluación forman parte del primer frente de análisis, reflexión, formación y debate de los movimientos re-innovadores pedagógicos.
Estas semanas del comienzo del curso educativo es un buen momento para repensar la evaluación. Sobre todo “qué” es hoy la evaluación y “para qué” nos gustaría que fuera. 

Voces críticas, pero siempre autorizadas, como la del pensador Emilio Lledó, en su libro “Sobre la educación” nos advierte que el asignaturismo, y hacer exámenes continuamente, como método de enseñanza, es la muerte de la cultura y del conocimiento, y hace una comparación entre “poseer conocimiento profundo, o poseer grumos de conocimiento pringosos y desconectados que impiden fluir a las neuronas”. 
Igualar examen a evaluación e igualar evaluación a calificación es un doble gran error.
En los sistemas educativos que arrastramos desde el siglo pasado ha existido una tendencia a pensar que “saber” se traducía en “saber expresar en un examen”. Igualar examen a evaluación e igualar evaluación a calificación es un doble gran error. Esta comprensión cultural de la evaluación, además de ser inconsistente en las líneas de la educación trazadas en la actualidad, es doblemente injusta, pues además de eliminar de “esa sabiduría” a todas las personas que tienen otras formas de expresar lo que saben, igualan la persona a una etiqueta: la que corresponde a su nota.
Versió en català


En definitiva. No se trata de no evaluar. La evaluación, es decir, el análisis de los procesos de enseñanza y aprendizaje para poder tomar decisiones sobre la mejora de los procesos, es imprescindible, pero no puede reducirse a aprobar o suspender, y como medida de mejora, “estudiar más”. Es momento de evaluar con otro sentido. Y no se trata tanto de cambio en legislación sobre evaluación -que también-, sino especialmente, de cambios en la cultura evaluativa. 

El viejo debate está presente. Es hora de superar esta visión y trascenderlo en un nuevo paradigma educativo.

Otras notas del autor:

Puedes leer en abierto este artículo en la edición nº 287 de la Revista Aula, de la Editorial Graó.

Recomiendo leer también los demás artículos, y especialmente me han interesado:
  • De la sección Aula de experiencias educativas desde la formación inicial, el titulado "Maestros  que forman a otros maestros: la formación de los tutores en el grado de Educación Primaria Dual" de Maria-Pau Cornadó, Jordi Coiduras y Meritxell Morera. 
    • Una propusta innovadora muy interesante diseñada para el Grado de Educación Primaria (modalidad dual) de la Facultad de Educación, Psicología y Trabajo Social (FEPTS) de la Universidad de Lleida (UdL) . Se trata de un programa específico de formación de maestros/tutores como formadores cualificados de los aprendices/estudiantes de este grado, con el propósito de mejorar su competencia como formadores y, en última instancia, transformar la educación.sobre la formación de nuevos docentes.
  • De la sección Ventana Abierta, Aprendizaje Servicio, el titulado Ciencia Ciudadana y aprendizaje servicio, de Maribel de la Cerda.
    • La ciencia ciudadana implica la participación de personas no especializadas en actividades de investigación científica. La ciudadanía colabora con expertos para crear conocimiento, llegando a resultados con impacto científico y social. En el ámbito educativo, la ciencia ciudadana es una modalidad de prácticas de aprendizaje-servicio con elevado potencial en beneficio de los participantes, la ciencia, la educación y el entorno.
  • De la sección Bloc, TIC-TAC, el artículo: Baamboozle, una herramienta que da mucho "juego", de Noelia Tomás Martínez.
    • Baamzoozle es una herramienta TIC accesible a todas las aulas y con la que se crean juegos de preguntas en equipo y otras actividades lúdicas que permiten realizar repasos de contenidos y actividades para el desarrollo de la competencia lingüística.
  • Material para el alumnado: Robótica y programación: los Bee-Bot en primer ciclo, de Sonia Fernández. 
    • En esta propuesta se quiere dar un paso adelante y trabajar la robótica y la programación, para que se transformen en uno de los pilares del proyecto educativo. Se pretende que el alumnado de primer ciclo de primaria desarrolle las competencias básicas resolviendo diferentes retos mediante el uso de los Bee-Bot.


CONTINUAR LEYENDO >>

REFLEXIONES DE INICIO DE CURSO SOBRE ESPACIOS EDUCATIVOS: DE LA HIPERAULA AL AULA REAL

-
Cada inicio de curso me lo planteo como una nueva oportunidad de transformar mi práctica, reinventar la ilusión por iniciar un nuevo proyecto de vida laboral que "me toque" en lo emocional y personal. Me gusta ser docente que se emociona con lo que hace. Y no le llamemos vocacional.  Le llamaremos profesional porque nadie puede amar lo que desconoce y para conocerlo hay que tener más profesión que vocación y más estudio que únicamente empatía.
 

Y esto de disfrutar me ocurre a principio de curso, cuando contemplo las aulas como espacios vacíos, pero los imagino para que se llenen de alumnado.
Aunque no cambie de centro, resulta que de un curso a otro necesito renovarlas. Desnudar las paredes, recolocar los recursos educativos, reorganizar los medios, rediseñar el espacio para que cumplan mejor su función, que no es otra que la de facilitar el aprendizaje.
Siempre ha sido una de mis tareas favoritas de principio de curso que me dura semanas. Voy ensayando en la acción una nueva organización espacial que me inspire en una re-novación metodológica. En este idear, espacio y metodología se retroalimentan sin remedio y me ayudan a resituarme como actor de esta acción educativa que se va a iniciar, que me ofrece la posibilidad de probar con un momento nuevo y único; de enlazar lo formal y lo informal y así, que el contexto alimente la escuela y la escuela salga a beber al contexto.
Este curso tengo toda la oportunidad de comenzar en un lugar distinto. Quiero aplicar lo aprendido y experimentado, pero no todo es sencillo. Esto no quiero que sea conformismo, sino todo lo contrario: es objetivo. Quiero tener paciencia.
En los centros de educación primaria, el modelo grupo-tutor y aula-curso, suele eliminar alguna de las dificultades que enumeraré a continuación, pues el tutor siente el aula como "suya" y la gestiona a su modo.
Los centros de educación secundaria es diferente. Se suele organizar en dos modelos de optimización de espacios-aulas y un modleo de supervivnecia: el modelo aula materia y el modelo aula curso y el modelo ¿qué aula queda libre? La escasez de recursos espaciales en centros hipersaturados es una dificultad seria para todo intento de renovación y mejora.
Las aulas, en un modelo o en otro, suelen estar "utilizadas"  por varios docentes que no siempre tienen la misma visión de enseñanza. Respetable. Faltaría más. (Aunque en realidad...deberíamos ser capaces de ponernos de acuerdo en un modelo). Si no es así, organizarlas de un modo concreto a cada sesión, supone un cambio permanente de mobiliario  no muy eficaz para el aprovechamiento del tiempo de aprendizaje, para el aprovechamiento de esas sesiones minúsculas de 50 minutos oficiales y unos 40 reales.

Organizar con criterio

Pero no se trata de recolocar por recolocar. Siempre debe haber un criterio. La organización del aula acompaña al proceso de aprendizaje y refleja como un espejo el tipo de enseñanza que se despliega en ella.

Una metodología activa requiere de una organización mínima del espacio, del mobiliario y de los recursos y medios que potencien la acción de aprendizaje que se desea desarrollar, que nos es otra que los alumnos sean los protagonistas de su propio aprendizaje.

¿Cómo puedo activar el aula para conectar con el aprendizaje?

Seguro que hay muchas más (bilbiotecas, patios, pabellones deportivos...)  pero en mi contexto, me van bien estas ideas:

  1. Organizo las mesas en equipos. Esta acción potencia el aprendizaje cooperativo, y así, intento hacerlo realidad lo que tanto se pregona como eslogan. En mi aula "hiperpequeña", las mesas colocadas en grupos de 4 me dejan espacio para deambular entre ellas. ¡Es fenomenal!. Moverme entre los alumnos me sirve para centrar el foco de atención, para mediar en sus dudas o para observar directamente las necesidades de aprendizaje sobre cada grupo, sobre cada  persona y tenerlas en cuenta para otras veces. Decía que es fenomenal  porque las mesas en hilera (que ocupan más) han perdido su sentido en la época de la comunicación y la interacción. A veces mis alumnos y alumnas hablan demasiado. Pero me calma pensar que el silencio está demasiado sobrevalorado en la enseñanza. Recuerdo aquella genial frase de "si entras en una clase y están todos en silencio, preocúpate...", que yo adapto y continuo añadiendo "porque el aprendizaje que no late está muerto." En las mesas en paquetes de equipo  observo que  se focaliza la atención sobre el trabajo en el centro de cada grupo de mesas. Es ahí donde deseo que crezca el conocimiento y no en "mi pizarra " y "mi tarima". Los roles que asume cada uno les sirve para autorregular, desarrollar la flexibilidad cognitiva, la atención a sus obligaciones e incluso la memoria. Es decir, el trabajo cooperativo puede reforzar las funciones ejecutivas. Su implementación en mi aula irá poco a poco, siendo realidad.
  2. En mi aula, tengo el objetivo que las paredes puedan ser pizarras infinitas de expresión del profesorado y del alumnado. Alumnos utilizando pizarras, auto/hetero debatiendo resultados y opciones, y profesorado comentando en masa y paseando entre pares que comentan. Con un poco de tiempo voy a apostar por paredes de papel vinilo adhesivo, que es bien simple o por la pintura de efecto pizarra para extender las posibilidades de escritura vertical , aunque el verde o negro pizarra hace pequeño el espacio. Pero teniendo un aula amplia...es perfecto. Además puede servir de croma.  Si esto es complejo o costoso..., siempre podrremos colgar nuevas pizarras que hayan quedado en desuso o crear típico espacios de papel continuo que acompañen a la pizarra de siempre o a la pizarra digital. Son limpios, aunque poco ecológico por aquello de usar y tirar. Pide a los alumnos que en su estuche hayan además de sus útiles habituales, algún rotulador de agua o de tinta de tiza o tizas adecuadas para las distintas actividades.  Las grandes pizarras son estupendos espacios flexibles y polivalentes para dibujar, proyectar, debatir/corregir, esquematizar, diseñar, prototipar, comprobar...crear. Si no tienes mucho espacio en pared, puedes cruzar finas cuerdas donde colgar imágenes y trabajos de los alumnos de un lado a otro del techo o a lo largo de una pared. Son muy sencillas de cambiar con pinzas y facilitan renovar el ambiente a cada unidad o preyecto. También uso pizarras tipo "velleda" de aula de un tamaño Din A3 para trabajo de equipo y debates en mesas.
  3. Tengo abierta una ventana digital. Necesito una pantalla por la que pueda entrar el aprendizaje informal y formal sin distinción. Una Pizarra Digital Interactiva o una simple pared en la que se proyecte la quinta dimensión (la digital) del aula. Las ventanas digitales me sirven para realizar actividades mediadas con TIC. Son motivadoras, despiertan  la curiosidad o la sorpresa. Un vídeo de aprendizaje o uno motivador o un cronómetro que favorezca la motivación o la atención...salen en tu pizarra como un kit multiuso imprescindible en el aula. Mi pizarra digital es un laboratorio, una pantalla de cine, un gran libro o atlas, una biblioteca...sus posibilidades son infinitas. Solo hay que imaginarlas... lo demás lo hace la tecnología.
  4. Utilizo todos los trozos de pared,  de todas las paredes como grandes expositores. Las paredes son grandes superficies de las que a menudo no sacamos todo el partido que podemos. Cubriendo una pared con papel vinilo es muy probable que te queden espacios libres cerca del techo. Utilízalos para completar con frases optimistas, paradojas y refuerzos culturales, lemas escolares o las mismas normas del aula diseñadas por los propios alumnos. Coloca organizadores gráficos de contenidos clave, secuencias, guías de autoinstrucciones... aprovecha los recursos que complementen el libro de texto, el libro digital y los cuadernos del formato que sean. 
  5. Tenemos un gran pasillo, que es mi aliado. Los pasillos son espacios de aprendizaje que engalanamos y vestimos de fiesta. Salir  del aula  está bien. El pasillo potencia la exposición porque expresas y compartes con otros. Exponer a otros los resultados de nuestros aprendizajes, de nuestros proyectos ABP, es una de las etapas imprescindibles de cualquier circuito de aprendizaje activo. Muchas actividades pueden tener lugar en los pasillos como un espacio más de aprendizaje.
  6. Hemos creado un espacio virtual. Que nos sirve de extensión en expresión creación, relación e interacción del espacio físico. Una incipiente googleclassroom ( por medio de la cuenta oficial de Murciaeduca.  que también podría haber realizado a través de una Teams de, Microsoft); Una web con Wix, del proyecto ABP #vive_mates, un canal de youtube para el desarrollo de organización flipped classroom, un instagram del proyecto ( #vive_instamates)... En definitiva una ampliación infinita, atemporal, democrática, enriquecedora y participativa del espacio real del aula. Todo en incipiente elaboración y sin datos o conclusiones que os pueda compartir todavía. 
  7. Las ventanas también son espacio educativo. Siempre me gustó pintar en las ventanas. Mis ventanas son altas y escoradas, pero encontraré el momento "porque las ventanas también pintan". Te aconsejo que no dejes de utilizar las cristaleras del aula, si son grandes y accesibles. Las ventanas como espacio para escribir con rotuladores de tinta de polvo de tiza, fácil de usar y de limpiar son muy atractivas. Nos sirven para que el alumnado  narre ideas,  cree storytelling visuales, dibuje mapas mentales o se ayude con post-its y otras estrategias y recursos en el proceso de aprendizaje.  

Estas 6 formas de transformar las aulas en espacios de aprendizaje se condensan en crear espacios adecuados para:

  • La ilusión, la motivación, la curiosidad y la felicidad. Por ello, haz partícipe a tu alumnado. Involúcrale en el proceso y proponles el reto de mejorar el diseño de su aula. Seguro que con su ayuda lograrás crear tu propia lista de pautas efectivas. Objetivo: un espacio de todos y para todos. (no en vano los alumnos, las alumnas y el profesorado pasamos en ella una media de 5 horas diarias, más de un tercio de nuestra vida despiertos).
  • Interaccionar, dialogar, participar, acordar, trabajar juntos. Que haga posible utilizar al alumnado como capital social; que aproveche la eficacia de las redes de apoyo y el aprendizaje mediado por iguales; que optimice las ideas de cooperar para aprender, del poder motivador de la vinculación del equipo, del movimiento controlado en el aula... todo son ventajas para aprender y desarrollar funciones esenciales para el desarrollo personal de nuestro alumnado.
  • Ofrecer posibilidades de experimentar, investigar, manipular, probar, prototipar... El aprendizaje profundo no se consigue sin intencionalidad. Ofrecer la posibilidad de enriquecer el aprendizaje de forma personalizada es un gran elemento que no podemos desaprovechar.
  • Incluir a todo el alumnado , no solo para atender los diferentes estilos de aprendizaje, sino también para ofrecer posibilidades universales de acceso a la información y a los contenidos; de permanencia, motivación y persistencia en la tarea de aprender y de finalizar, expresar y hacer visible el aprendizaje de todos en múltiples formas. El espacio puede ser un gran aliado estructural para generar portafolios del talento individual de todo el alumnado. No lo desaprovechemos

Cuando uno sueña solo, es un sueño. Cuando sueña con otros es realidad.

CONTINUAR LEYENDO >>

SENSIBILIZACIÓN CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO: UNA EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE VIVO

-
En estos primeros compases del curso va tomando forma una idea de enseñanza de las matemáticas para vivirlas, para la vida, como proyectos de aprendizaje servicio, relacionados con los ODS (Objetivos para el Desarrollo Sostenible).
Así  voy etiquetando las actividades que comparto como #Vive_Mates.
Una de esas actividades relacionadas con la acción "Semana Europea Contra el Cambio Climático" ha sido la tarea que he denominado en matemáticas "Datos del cambio climático". Desde mi posición de educador y profesor de matemáticas he querido que mi alumnado pudiera participar más allá de las manifestaciones y las huelgas al uso. Creo que desarrollar el pensamiento crítico,desde el análisis matemático sobre aspectos muy relacionados con su vida, es una acción que me compete.
Quiero compartir esta actividad, con estos breves apuntes y notas, como manifestación de mi compromiso como docente en la creación de criterio para la sostenibilidad del planeta.

Proyecto: "Los datos que nos sensibilizan sobre el Cambio Climático"

El proyecto ha tenido la siguiente secuencia:
  1. Presentación.
  2. Trabajamos en equipos cooperativos. Lectura Compartida (doc)
  3. Extraemos, compartimos, debatimos y reflexionamos sobre algunos datos (en equipos -con etiquetas-, que compartimos en  grupo aula -desing thinking- y  debate guiado)
  4. Analizamos y transformamos los datos y decidimos  sobre qué podemos hacer (Dinámica de análisis costes-beneficios) Tomamos decisiones con criterio en equipos.
  5. Rotulamos las frases y las acciones. Asignamos roles .
  6. Exponemos y compartimos. En pasillos y blog.



Momento lectura compartida en equipos cooperativos


Momento extraemos, compartimos y debatimos


Momento desing thinking

Momento transformación de datos

Momento concretar, compartir y exponer




CONTINUAR LEYENDO >>

4 DINÁMICAS DE PRESENTACIONES PARA EL PRIMER DÍA DE CLASE

-
Mañana conoceré a mis alumnos de Educación Secundaria. Después de un pequeño retraso provocado por las terribles inundaciones que ha sufrido la comunidad Murciana nos disponemos a comenzar un curso, imagino y deseo, apasionante.

He preparado unas dinámicas de  presentación y conocimiento mutuo, que deseo compartir en el blog  para establecer un pequeño feed back que nos ayude a mejorarlas y ajustarlas con más ideas y recursos. Ya sabes que lo que no se comparte, se pierde. También comentaré cómo ha ido el proceso de su aplicación. Las teoría se hacen ideas, y las ideas se hacen prácticas.

Para el primer ( y el segundo) día de clase llevaré preparadas...

4 Dinámicas

La primera es una dinámica para presentarme yo a ellos. Le llamaré ¿Qué quieres saber de mí? . Se trata de desarrollar una actividad que ayude a mi alumnado a conocerme. La he realizado con kahoot! . Como soy profesor nuevo, tanto  para ellos y ellas, como para el centro en general, me parece oportuno que me conozcan un poco mejor. Además, no soy tutor (sniff)  por lo que las utilizaré con todos los grupos (5) a los que impartiré clase de matemáticas este curso. La sorpresa (pues supongo que no se lo esperan), la empatía y el juego quiero utilizarlos como los mejores aliados de un buen inicio de curso.


El acercamiento personal, darte a conocer remarcando algunos de los aspectos curiosos de tu vida, tanto personal (aquellos que creas relevantes para el asunto el desarrollo escolar), como profesional, es siempre positivo para una relación profe-alumnado.  Estas preguntas me ayudarán a comentar con ellos y ellas algún aspecto social que vendrá al caso y será una forma de conocernos mejor y saber de sus opiniones. Una dinámica basada en una propuesta de Santiago Moll que podéis ver en https://justificaturespuesta.com/dinamica-de-presentacion-clase/


La Segunda. Para los grupos nuevos (esencialmente los primeros curso de ESO) añadiré un dinámica de presentación, clásica y sencilla. Esta dinámica, que llamaremos Presentaciones recíprocas, la realizaremos en dos fases:

    1. Se trata de presentarse unos/as a otros/as, conocerse entre ellos y al mismo tiempo, conseguir que yo  como profe pueda comenzar a conocer sus condiciones personales, intereses o necesidades.  El objetivo es ir ajustando sus características a los modelos pedagógicos que mejor se adapten a cada grupo. Seguiremos los pasos que detallo a continuación;
      1. Una vez colocados por parejas (es bueno comprobar que no se conocen entre sí), se presentarán comentando datos básicos, algunos  detalles identificativos, inesperados o algún gusto o sueño particular (la infografía de aprendercolaborando.com que hay al final del post puede resultar orientativa). Cada pareja deberá tomar nota de lo comentado por su correspondiente posit que decorará y utilizará posteriormente en el mapa visual de la clase.
      2. Se reúnen todos y cada miembro de cada pareja presentará al otro. 
      3. En la pizarra tendremos un espacio - mural - mapa visual con el nombre de todos. Los compañeros irán anotando los detalles en unas etiquetas (tipo posit)  preparadas para la ocasión, que irán colocando junto a al nombre del compañero o compañera presentado.  
Esta dinámica está basada en Óscar Castillero Mimenza https://psicologiaymente.com/social/dinamicas-presentación



    La tercera. Para los grupos en los que el grueso de alumnos ya se conoce (segundo de ESO) desarrollaremos también una dinámica clásica, pero adaptada para la ocasión y para los intereses de conocimiento que perseguimos. A esta le llamaremos El piloto del aeroplano . La realizamos en 2 fases:
      1. Se les pide que de manera individual cada alumno y alumna escriba su nombre y rotule  una característica sobre él o ella en un folio, con el que realizará un aeroplano de papel. Este avión se lanzará al aire en el momento determinado que se indique por el profesor. Cada uno recogerá el avión que haya caído cerca y volverá a lanzarlo de nuevo. Esta acción la repetiremos varias veces, provocando un momento emocionante  y lúdico al hacer volar todos los aviones a la vez. 
        Akers Jhonson, Anne (2004). Origami. Mexico: Catapulta Editores. pp 6-11
      2. A partir de ese momento, cada alumno o alumna tomará el aeroplano más cercano que llevará el nombre del compañero/a al que deberá presentar. Para ello deberá añadir dos aspectos de su personalidad, aficiones o intereses que desee destacar entre los demás. Los escribirá en el aeroplano desplegado para poderlas comentar posteriormente. Lo hará comenzando con la frase: "A el/la piloto.... (nombre del compañero/a) le gusta...) ..y yo destaco de él/ella que....). Cada folio, con sus pliegues y sus nombres se irán colocando en el mural que crearemos al efecto, para conseguir un mural colectivo.
    Es importante dejar claro que en estas dinámicas nadie gana ni pierde, nadie es mejor ni  peor que otros, sino que se trata de conocerse mejor de forma divertida.


    La cuarta. Una vez hechas las presentaciones con las diferentes dinámicas que hemos expuesto, realizaremos un sociograma interactivo, en un cuadro de doble entrada que estará en un lugar de la clase donde se asegure la privacidad de cada participante. A lo largo de la sesión el grupo de alumnos por orden de número deberá marcar V la casilla de 3 compañeros o compañeras con los que elegiría para salir, jugar o hacer una actividad fuera o dentro del aula, y a 3 ( que marcará con un X) que no elegiría (de ahí la necesidad de buscar la privacidad). Con ello realizaremos a la vez, un pequeño sociograma de afinidades y liderazgo, rechazos o aislamiento o de alumnado controvertido. Así en una sesión nos llevaremos una información privilegiada para la creación de grupos.
    La plantilla, introducida en el sobre (para que sea privada a anotación), se va completando a lo largo de la sesión de forma individual.



    Una vez rellenada, el profe hace una lectura de este sociograma interactivo, de donde extrae los resultados y conclusiones. La forma de realizarlo y analizarlo está inspirada y adaptada de Alikindoi Tube en https://www.youtube.com/watch?v=OnlIRm5Zyrs

    Ya comentaremos los resultados de este primer día.

    PD.(20-09-2019) . Añado algunas imágenes y momentos.


    Aeroplanos que hemos pilotado con mensajes . Una dinámica que nos ha trasladado reflexión del cómo somos y del qué queremos. Los copilotos han repetido la frase: lo que más admiro de .... es que es una buena persona. Hemos aprendido que hay que ser buena persona para ser un buen matemático o matemática. Que la pasión es esencial para aprender mates. Que hemos hecho un pacto de confianza mutua. Y hemos finalizado la sesión (Ver dinámica completa en el blog enlazado en el perfil) con un aterrizaje emocional, un aterrizaje visual donde todo ( colores, deseo y pasión) se ha unido para que influya y fluya aprender matemáticas. Un inicio esperanzador en @iesjuancarlosi_murcia Vamos!! #dinamicas #cooperacion #proyectosabp #vive_mates

    CONTINUAR LEYENDO >>

    HABLAR DE DROGAS, OTRAS ADICCIONES Y SU PREVENCIÓN EN LA ESCUELA

    -

    El Blog "Tutorías en red" www.tutoriasenred.com  es un Proyecto de prevención de adicciones dirigido especialmente a la comunidad educativa, que nace de la colaboración entre el Ayuntamiento de Valencia y la FAD.
    Pixabay License

    En él comparten una gran cantidad de materiales y explican fenomenalmente en qué consiste la prevención escolar de las adicciones y las variables que se tratan en estos programas. Recomiendo que le echen un ratito en bichearlo.

    cuadrovariables

    En este marco, Laura Ferrer, (@laurafmo) me invitaba a realizar un video, junto con otros compañeros y compañeras,  y así participar en el reto propuesto por el equipo de Tutorías en Red denominado #Uni2SomosMás .



    Me hacía la pregunta si en la escuela se debía hablar de los problemas del consumo de drogas y de otras adicciones. Mi respuesta fue contundente: Definitivamente sí.

    ¿Por qué? 

    Porque al hablar con nuestro alumnado sobre adicciones les ayudamos a estar preparados, les damos información para que creen conocimiento sobre ellas, que les ayude a defenderse de la adicción antes de que caigan en una situación peligrosa. 

    ¿Y si ...?

    Es posible que encuentres familias que no se sienten cómodos cuando les hablas de adicciones a sus hijos. Ten siempre una respuesta clara:
    Si no hablamos en la escuela, buscarán esa información o esa necesidad de conocer por otros medios, no siempre de confianza y no siempre mediados por un adulto cuya misión es educar.

    La vida real en la escuela y la escuela como extensión de la vida real

    Sí, Estoy convencido que hablar de drogas y otras adicciones es una labor de la escuela, porque la escuela debe dialogar con la vida..de lo que nos afecta y sobre lo que deben dotarse "recursos personales" para su afrontamiento. Hay que generar competencia en resiliencia ante los momento difíciles que marcan la presión de los iguales, del contexto y de su propia naturaleza adolescente des-amontonada, atrevida, disruptiva... es el momento de ayudarles a ajustar los conceptos erróneos que los chicos y chicas adolescentes puedan tener. 

    ¿Reactivo a proactivo?

    "Hablar sobre drogas", por tanto, no debe ser un tema de aprendizaje tabú en la escuela, y debemos incluir esta temática, no solo en las conversaciones reactivas ante hechos que ocurran, es necesario organizarla desde una visión proactiva y transversal en secuencias sobre nuestras materias, sobre los estándares del currículo, sobre temario de salud y seguridad. 

    ¿Y cuándo? 

    No hay un momento idóneo. no puede estar programado en un día, en una sesión...Hablar sobre consumo de drogas es un tema trasversal porque es un tema de la vida...
    Así, son muchas las ocasiones en las que, los profes podemos hablar. En realidad hay que hacerlo siempre que se pueda, con naturalidad, sin dramatizar ni banalizar el tema

    ¿Y cómo?

    El diálogo implica escucharles antes de hablar, sólo de esta forma sabemos qué es lo que saben sobre el tema de adicciones y podremos adaptarnos a sus conocimientos y lenguaje. Un diálogo que debe suponer más que simplemente hablar: es observar, mostrar interés y crear un clima positivo donde se sientan cómodos para expresar sus ideas, dudas y preocupaciones. A través del diálogo, encontraremos la forma de compartir sobre el tema y hacernos comprender. A través del diálogo asentamos las bases de una relación de complicidad y confianza.

    12 consejos para hablar y prevenir sobre drogas y otras adicciones con tu alumnado.

    1. Cualquier momento es bueno. Aprovecha cualquier información, noticia, etcétera, y para aprender y enseñar sobre el tema. Da el primer paso y no temas sacar el tema, en mates, en ciencias, en lengua o historia. En todo el currículo de estas materias puedes encontrar tópicos relacionados y en la red hay recursos que puedes hacerlos educativos ( una noticia de prensa, una gráfica sobre consumo o sobre el negocio que mueve; un estudio científico sobre la correlación drogas y cáncer; un relato de personajes famosos que hablan de su experiencia...)
    2. No vayas por delante..deja que sus intereses te guíen. Déjales hablar, devuélvele la pregunta con un simple ¿y tú qué piensas?
    3. Dales respuestas a su nivel. Por ello utiliza los iguales. ¿Un compañero que se lo explique? Genial!!
    4. Claridad. Usa un lenguaje adaptado, pero dale una información clara y rigurosa. Ellos ya reciben desde contexto de aprendizaje informal informaciones incompletas y confusas.
    5. NO caigas en los tópicos, las exageraciones y falsas creencias. Ten información que se apoye en datos reales. Déjale los datos y que los "toquen" e interpreten. Sus conclusiones, por simples que parezcan tendrán más valor que tu "doctrina".
    6. Evita interrogarles si han consumido alguna vez. No des "la chapa" , pregunta por su opinión, no interrogues como policía, hazlo de otra manera (preguntas socráticas) a través del diálogo, la observación y la escucha...
    7. No discutas. En todo caso que debatan entre ellos tras una buena información previa y establécete como mediador , pero con mucho cuidado , pues a veces la "discusión por opiniones contrarias puede convertirse en un modo de reafirmarse y desarrollar una identidad contraria a nuestros intereses".
    8. No te bases en tus propias creencias. Infórmate sobre el tema antes de hablar con ellos. Pero no te bases en definiciones y clasificaciones. Explicar no es adoctrinar.
    9. Cree en lo que dices y da ejemplo: a veces les damos información incongruente, cuando nuestros actos no concuerdan con nuestras palabras.
    10. No desapruebas sus opiniones. Juzgar es la mejor forma de hacerles encerrarse en sus creencias) si se sienten juzgados y conseguirás el efecto contrario. Sé flexible, ponles ejemplos de tu vida adolescente y empatiza con sus opiniones, ...
    11. No des consejos (a menos que te los pidan), ni impongas opiniones por válidos que sean para ti los argumentos. La imposición suele tener el efecto contrario: despertar su curiosidad ante lo prohibido y su necesidad de reafirmarse.
    12. Date tiempo, tómalo como un proceso de formación, y con él de prevención, no como una terapia de choque ni como un tratamiento clínico..así no funciona.
    Estos consejos están inspirados y adaptados desde:

    CONTINUAR LEYENDO >>

    ENTREVISTA COMO DOCENTE DE AULA HOSPITALARIA

    -
    Ángel Jiménez Rojo, alumno de cuarto curso de Grado Educación Primaria en la Facultad de Educación de la Universidad de Murcia, me pidió una tutoría para que le hablara sobre Aulas Hospitalarias. A  partir de esta reunión decidió que el tema de su trabajo estaría relacionado con la Pedagogía Hospitalaria, lo que me alegró enormemente.



    Unos días más tarde me enviaba este mail:
    Soy Ángel Jiménez el alumno con el que mantuviste una entrevista para hablar acerca de las aulas hospitalarias, para ayudarme con mi TFG. Tras hablar con mi tutora, me comentó que sería interesante realizar una entrevista a algún docente que hubiera trabajado en aulas hospitalarias, para tener de primera mano un relato de un profesional, dándole así más consistencia al trabajo. Me pregunto si tendría usted algún inconveniente en responderme a esa entrevista, sería unas pocas preguntas de respuesta sencilla, podría ir a su despacho o mandarle el pdf y usted darme las respuestas. 
    Como siempre  no me negué a estas actividades y , de este mail surgió una entrevista sencilla que me he animado a publicar, a colación de una  pregunta que me hacía Jose @fuulgen por DM de twitter. 

    Ayer, 10:26 a. m.

    Para felicitarle por su plaza, le regalo este post,  al mismo tiempo agradezco a Ángel su interés, gracias al cual puse negro sobre blanco mis comentarios e ideas.


    • ¿Trabaja actualmente como docente en un aula hospitalaria
    No. He sido docente de aulas hospitalarias durante los últimos 8 cursos.
    • ¿Cuántos especialistas suelen trabajar en un aula hospitalaria (docentes)?
    Siempre uno por aula. Depende del tipo de hospital, hay más aulas o menos.
    • ¿Qué papel considera que desempeñan las aulas hospitalarias en nuestra sociedad hoy en día? ¿Y a nivel educativo?
    Hoy en día son más que un servicio educativo. Se trata de un programa de humanización de los hospitales, ya que su labor trasciende lo educativo y se incorpora en lo emocional, mira a la
    persona y no al enfermo.
    Lo educativo, en cualquier caso, es la razón de ser, pero lo educativo se pone al servicio de la persona y sus necesidades emocionales en el hospital.
    • ¿Considera que se destinan suficientes recursos a la metodología hospitalaria?
    Creo que sí. Es un servicio que suele estar muy protegido, por las connotaciones que conlleva.
    •  ¿Qué se prima en la pedagogía hospitalaria, el bienestar psicológico del niño o el desarrollo de contenidos escolares?
    Indudablemente, como indiqué antes, la progresión curricular y que el alumnado vuelva a las aulas sin menoscabo de sus conocimientos es la razón esencial, pero sabemos que sin un buen estado emocional eso es imposible. Así, las connotaciones psicológicas y el estado de salud emocional del alumnado forman parte indisociable del trabajo en aulas hospitalarias.
    • ¿Qué papel adquiere la formación psicológica del docente para enfrentarse a las situaciones que se viven en las Aulas Hospitalarias?
    En realidad la formación en educación emocional debe ser una formación básica de todo docente. En este caso, es imprescindible. No solo la formación en educación emocional, sino
    tu propia gestión emocional como persona. Así en las aulas hospitalarias nos formamos en “bienestar docente” , en duelo, en desarrollo de las competencias en resiliencia…
    • ¿Considera que la pedagogía hospitalaria ayuda a la recuperación médica del paciente?
    No lo considero yo, hay estudios que avalan que un estado psicológico positivo, coadyuva a la recuperación física. El cuerpo es todo uno, nuestro cerebro es que dirige todas las acciones. La actitud positiva no es el motivo de la curación, sino los tratamientos médicos, pero contribuye a la eficacia del efecto positivo de estos. Así me lo ha demostrado la experiencia durante estos años.
    • ¿Qué metodología impera hoy en día en las aulas hospitalarias (proyectos, uso de las TICs…)?
    No hay una metodología específica. Ni un corpus de conocimiento concreto de esto que hemos dado en llamar pedagogía hospitalaria. Como parte de la pedagogía general, se mueve en las corrientes que imperan en nuestro momento. Las metodologías activas ( centradas en el que aprende), el aprendizaje basado en proyectos, problemas, retos o eventos , la gamificación, la flipped classroom..son metodologías que se adaptan organizativa y estratégicamente a las características de las aulas.
    • ¿Recomendaría a un maestro trabajar en estos entornos educativos? ¿Por qué?
    Sí. Porque suponen un enriquecimiento personal y profesional imposible de conseguir en otros ámbitos.




    CONTINUAR LEYENDO >>