APRENDIENDO A SER:CUANDO EL SILENCIO ES ESPERANZA CONTRA EL CÁNCER

-

Aprender a ser

Aprender a Ser es la expresión que nos lleva a la idea de cómo , desde la escuela podemos contribuir al desarrollo integral e íntegro de cada uno de nuestros alumnos-
La educación debe contribuir al desarrollo global de cada persona: cuerpo y mente, inteligencia, sensibilidad, sentido estético, responsabilidad individual, espiritualidad. Todos los seres humanos deben estar en condiciones, en particular gracias a la educación recibida en su juventud, de dotarse de un pensamiento autónomo y crítico y de elaborar un juicio propio, para determinar por sí mismos qué deben hacer en las diferentes circunstancias de la vida. Jaques Delors (1994)

¿Es posible aprender y sentir?

Con motivo de la celebración del Día internacional del niño con Cáncer, junto con la Asociación Afacmur , llevamos una actividad  para desarrollar en el IES El Carmen, en 4º curso de ESO, aula y curso con el que compartimos alumna.
Alba es alumna que ha padecido una leucemia mieloblástica y que deseaba que hiciéramos una actividad con su aula.

El diseño de la actividad fue sencillo , y como ya es habitual en la metodología del EAEHD. lo hicimos da través de una secuencia didáctica desde el modelo Arendizaje Basado en la Experiencia.
  1. La persona que aprende debe conocer, recibir o tener acceso a la información. La información relevante debe producirnos un desequilibrio cognitivo.
  2. Procesa la información recibida para comenzar un necesario proceso de asimilación.
  3. Una vez procesada, se toma conciencia y converge hacia nuestro esquema de conocimientos
  4. Finalmente, al aplicarla de modo práctico, bien creando un producto o  resolviendo un problema específico, se integra definitivamente en nuestro esquema de conocimiento.
Este es el esquema -resumen que aplicamos.


El silencio como manifestación más expresiva de esperanza contra el cáncer

La mejor sensación que podemos compartir en con este post fue la de un grupo de chicos y chicas , de 14-15 años, que tuvieron un aprendizaje ejemplar, manifestado en un largo, emocionado e inteso silencio que se produjo, sin necesidad de explicaciones, después de la visualización de el video : mi primer año como pelón. 
El video muestra una experincia cercana, sincera y que les llegó a lo más profundo para poder desarrollar una de los valores más necesarios en una sociedad para la humanización: la empatía.
Gracias a todo este grupo con el que compartí una hora y que me hicieron llevarme una de las experiencias educativas más gratificantes  de mi  vida como maestro.

Como maestro nunca dejamos de aprender a ser.

Documento visual que recoge la actividad y las colaboraciones del grupo #dibújamelas y Henar Moros. 


Powered by emaze

2 comentarios

  1. Como siempre una experiencia que te llega al corazón. Así debe ser la educación hecha con el corazón y para el corazón del alumnado. No puedo decirte otra cosa que Bravo.

    ResponderEliminar
  2. Mae sumo al Comentario anterior 👍👏👏

    ResponderEliminar

Y tú, ¿Qué opinas?