AUTORREGULACIÓN

-
La autorregulación hace referencia a la planificación y adaptación, cíclica y constante, de nuestros pensamientos, sentimientos y acciones para la consecución de objetivos personales. Es por tanto, la capacidad, y la herramienta, de tenemos las personas para dirigir nuestra conducta.

Uno de los campos de interés de estudio de la autorregulación es como se estructura para ayudar al aprendizaje y Zimmerman, uno de los grandes investigadores del aprendizaje autorregulado, la define como 
el proceso a través del cual el alumnado mantiene conductas, emociones y afectos orientados al logro de metas de aprendizaje y como un modelo específico y explícito de enseñanza y aprendizaje que los docentes podemos desarrollar, cuestión esencial ,desde mi punto de vista, para las necesidades del alumnado de nuestro tiempo.


Para ello se han creado múltiples modelos que coinciden en que el aprendiz autorregulado es el que, de forma consciente, lleva a cabo las siguientes fases durante su proceso de aprendizaje: Planificación, Ejecución y Evaluación o autorreflexión.

Planificación

En la planificación o disposición al aprendizaje, el estudiante analiza previamente la tarea y su contexto; fija metas de aprendizaje, planifica la utilización de estrategias, estructura sus recursos….También regula su motivación y sus creencias en relación a la autoeficacia, auto-expectativas del resultado, interés /valor de la tarea y orientación a metas.

¿Cómo se desarrolla? 

Mediante estrategias como las Auto/hetero-preguntas; el monitoreo con cuestionarios sobre análisis entorno de aprendizaje, sobre los pasos a seguir para buscar ayuda…

Ejecución

En la fase de ejecución se utiliza las habilidades de autocontrol. En su desarrollo se pueden organizar estrategias específicas para la tarea, como la auto/hetero instrucciones; proyección dialogada de imágenes mentales sobre la tarea; controles y rutinas para la gestión del tiempo del que se dispone; frases de autoincentivación del interés o de generación de auto -consecuencias,...

¿Cómo se desarrolla? 

También se producen procesos de auto-observación y monitoreo de procesos cognitivos y metacogitivos, de emociones y sentimientos, así como de la regulación del esfuerzo y la atención, con el fin de modificar sobre la propia acción, todo aquello que sea necesario para el logro de los objetivos que tiene propuestos.

Evaluación

En la fase de evaluación se ponen en marcha estrategias de:
    1. auto-juicio, para verificar el logro de los objetivos planteados:
    2. autoevaluación y atribución causal y para fijar nuevas metas de aprendizaje.
    3. de procesos y término de la tarea para, optimizar el aprendizaje
    4. de auto reacción (de satisfacción /afecto y de inferencia adaptativa o reactiva).
    5. La metacognición, una de las estrategias clave, entendida como el conocimiento de los propios procesos cognitivos y su manejo por parte del estudiante.

¿Hay instrumentos para ello? 

Sí, Formularios KPSI ( inventario de conocimeintos previos) , mapas mentales, Preguntas abiertas, sistemas de respuesta rápida y colectiva como nos puede ofrecer Mentimeter, rutinas de pensamiento (antes pensaba... ahora pienso), esquemas en visual thinking, las redes de ayuda como el alumno acompañante; gráficos temporales/líneas del tiempo, listas de cotejo de acciones, la escalera de la metacognición…

La autorregulación es un proceso global de aprendizaje .

Si bien estos los procesos que componen cada fase, y las fases mismas, pueden ser considerados como fases secuenciales, lo cierto es los procesos como el monitoreo, control y reacción o modificación ocurren de forma dinámica y simultánea, pudiendo ser actualizadas mediante la autoobservación de los procesos de aprendizaje en espiral constante de estos procesos.

La autorregulación , es terminante para el aprendizaje profundo

La autorregulación es señalada como agente auto-determinante para transformar la información del contexto, en relación con las cogniciones, motivaciones, capacidades y habilidades personales, en conocimiento propio y profundo y por tanto, el desarrollo de estas habilidades se configura como un aprendizaje ineludible en las pedagogías del siglo XXI

No hay comentarios

Y tú, ¿Qué opinas?