MODELOS ORGANIZATIVOS PARA LA ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD

-
Aula de Innovación Educativa 290. 
Liderazgos que transforman la escuela. 
Modelos organizativos para la atención a la diversidad. 
José Blas García 

El nº 4 de los Objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible subraya, entre otros, un antiguo derecho educativo: “garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad”.



Para el cumplimiento de este derecho se señala al profesorado, a su desempeño proactivo hacia la inclusión, en su desarrollo de metodologías avaladas como eficaces para la inclusión educativa y en su formación conceptual en teorías y conceptos inclusivos. Y no falta razón. Pero resulta que quedarnos solo en esto, es insuficiente. Es preciso encarar la necesidad de replantear la organización de los centros educativos para crear condiciones para que el cambio de “modelo educativo” sea posible. 

Los tres modelos organizativos que se desarrollan en los centros educativos para atender a la diversidad son los siguientes:

  • Modelo de la homogeneidad. La forma de organizarlo es sencilla. Se ignoran las diferencias y se enseña a todo al alumnado con los mismos contenidos, de la misma forma y en los mismos tiempos. Este modelo se legitima desde sistemas educativos con currículas estandarizados y es ampliamente aceptado, a pesar de no existir evidencia alguna de su eficacia.
  • Modelo de la segregación. La forma de desarrollarlo es la que explicita la legislación educativa. Se basa en diagnosticar las capacidades de cada alumno/a que se les intuye diferentes y aquellos que no cumplen con el “prototipo de desarrollo de la inteligencia humana” según edad, se separa del resto ubicándolos temporal o permanentemente en otros lugares, aulas o medidas educativas. Previamente se le etiqueta a través de nombres y adjetivos que acotan y simplifican su neuro-diversidad y se encarga de su educación a especialistas. De esta forma se potencian en los docentes “ordinarios” la idea de que solo pueden trabajar con alumnado “neurotípico” y en alumnado demasiado diferente que no puede aprender con el resto de alumnado. Un modelo que en realidad produce más “desfase” alejando así cada vez la posibilidad de participación y promoción en su aula de pertenencia.
  • Modelo de la inclusión. La forma de desarrollarla tampoco es compleja. Al alumnado se le mantiene, habitualmente, con su grupo de edad, trabajando un currículo común exigente pero ajustado, diversificado y/o multinivelado, de tal forma que proporcione alternativas para satisfacer sus necesidades individuales, sus intereses como persona y sus formas de aprender. Un modelo cuya investigación acumulada resultados con evidencias de éxito.
Y ahora reflexiona: ¿qué modelo organizativo crees que es necesario desarrollar en una educación para el Siglo XXI?


Puedes leer el artículo en :
  • Aula de Innovación Educativa 290. Liderazgos que transforman la escuela. Modelos organizativos para la atención a la diversidad. 
  • GUIX Elements d’Acció Educativa 463. Liderares que transformen l’escola. Models organizativa per a l’atenció a la diversitat.






No hay comentarios

Y tú, ¿Qué opinas?