LA CAPACIDAD ES MULTICOLOR

-
Un breve post para no dejar pasar la oportunidad, este día 3 de diciembre de 2016, de compartir ideas y reflexiones en torno a  la inclusión educativa, y más concretamente a lo que vengo denominando  "Revolución Inclusiva".


La capacidad es multicolor.

Con esta metáfora quiero poner en índice en la necesidad del cambio de paradigma. Se trata de ser conscientes de que una propiedad humana es la capacidad de ser capaces. 

Uno de los retos improrrogables es el cambio de cultura de la sociedad en general, en cuanto a la forma de ver la diversidad. 
Siguiendo los hastagh de mi amigo Antonio Márquez, #yotambiénsoyúnico , #di_capacidad , son métaforas gráficas que nos ayudan a mirar con otros ojos las diferencias individuales desde paradigmas del éxito, de la posibilidad, del sí y abandonar para siempre la iconografía social y sintáctica que nos llevan a centrar la mirada sobre el déficit, ahondando más la brecha que separa el cambio y la creación de mecanismos que harían posible la transformación.  
Hablamos de revolución porque no podemos esperar a que la sociedad digiera y cambie por sí sola. este cambio lento hace daño, duele, excluye y condena a miles de personas  a las que su vida ( ese corto periodo temporal en el inmenso mar de la historia) le da de sí.

A mediados de los 90, en una ciudad cerquita a todos los españoles, en Salamanca, y en el seno de la Conferencia Mundial Promovida por la UNESCO, ya se dejaron dibujadas las directrices, el camino a seguir, para que todos los países del mundo, comprometidos en ese acuerdo, pudieran tener fuentes de inspiración para el desarrollo práctico y normativo respecto  a una educación para la inclusión, propulsora de una sociedad inclusiva, algo que añadimos como adjetivo, a lo que siempre debió existir. 
En todo este tiempo, miles de personas, aún no se han podido normalizar su vida por continuar estando excluidos de una sociedad que mira para otro lado. ¿Cuánto más vamos a esperar?

La importancia de hacer visible que aún no estamos en el camino.

Estos días de..son  importantes. Hoy es necesario hacer ver que las capacidades son múltiples, sin caer en la bohonomía y el simplismo. Es obvio que una misma capacidad se manifiesta de distinta forma, pero el cambio radica en que esa otra forma de manifestarse y desarrollarse es tan válida y tan potente como cualquiera. Existen muchas formas de ver, de caminar, de ser, de sentir, de emocionarnos, de comprender, de escuchar, de respirar,... y todas son  válidas. Son la nuestra: #yotambiensoyunico.

Hoy, más que nunca, es preciso seguir haciendo esfuerzos por una sociedad que incluya. Por eso en este blog insisto en lo que  he dado en llamar #RevoluciónInclusiva. No quiero dejar escapar ninguna oportunidad porque creo que esta revolución no será efectiva mientras mantengamos miradas excluyentes que pretendamos que sean favorecedoras de la inclusión. Hay que reflexionar y compartir colectivamente para entre todos afinar y unificar esa mirada, que todavía se me antoja dispersa.
El cambio de paradigma se realizará desde un salto cualitativo y cuantitativo en torno a la inclusión social. Unificar sobre inclusión se trata de crear puentes de diálogo que ofrezcan oportunidades de encontrar los mejores criterios, solicitar y promover recursos equitativos y eficaces para el propósito que nos guía, a todos los miembros de nuestra sociedad. Un objetivo que es claro: puedan desarrollarse plenamente, sean cuales sean sus condiciones emocionales, físicas, neurológicas, mentales, sociales, ...

Una educación para incluir

En la escuela, la inclusión no es un nuevo vocablo que sustituye a al de integración. Es otra cosa. Ha pasado el momento de esperar. Hay que exigir la inclusión educativa y social. 
Para ello..imprescindible, una acción con orientaciones mucho más transformadoras, que contemplen tanto elementos compensadores sociales que permitan la plena inclusión laboral, personal y social de todos los individuos, como elementos educativos y culturales que hagamos posible una inclusión democrática, participativa, normalizadora ..del pueblo par el pueblo, de personas para personas. 
Creo que hemos de recuperar el humanismo como medio de progreso y transformación social.

No hay comentarios

Y tú, ¿Qué opinas?