ACOMPAÑAR O APOYAR EL APRENDIZAJE

-
Créditos de la imagen

Yo no puedo enseñaros nada,Solo puedo ayudaros a buscar el conocimiento dentro de vosotros mismos,lo cual es mucho mejor que traspasaros mi poca sabiduria- Socrátes



Es curioso observar cómo la cultura del aprendizaje enraizada en nuestra sociedad, cala en los estudiantes, en sus familias, y en la sociedad misma, de forma incompresible. Cada vez es más evidente  que sólo cambiando culturas, trasnsformaremos la escuela.

He finalizado el cuatrimestre universitario y obsevo con curiosidad cómo los estudiantes de primero de grado primaria llegan a la Universidad con un concepto de maestro en sus cabezas que ha sido cincelado día a día durante toda su experiencia de aprendizaje como alumnos. Un aprendizaje que en la mayoría de los casos podemos definirlo instruccional, de base memorística repetitiva y reflejado en la reválida y el examen como cúlmen de conocimiento, en un concepto de conocimiento y de cultura como algo estático y establecido por algo externo al individuo

Tanto es así que dudan, en sus primeros acercamientos a esta nueva profesión que van a aprender, de tesis de aprendizaje más cercanas al siglo XXI y mucho más acordes con la lógica que nos proporcionan los tiempos: cambiar aprobar por aprender, estudiar por analizar, reflexionar, analizar, crear y compartir, saber por hacer, memorizar por pensar y exigir por emocionar: de la letra con sangre entra a las emociones son la puerta de todo aprendizaje.




Créditos de la imagen

Cambiar culturas para transformar la eduación.


El lenguaje configura el pensamiento. Es necesario modificar la forma que tenemos de llamar a las cosas para que también cambie su cultura, su organización y su práctica.

Durante un seminario de las Prácticas I de E.Primaria debatimos sobre la diferencia entre apoyar y acompañar.

Comenzamos argumentando que si vamos a cambiar el rol del maestro de instructor a guía, deberíamos quizás cambiar  también otras palabras, como es el caso de una muy arraigada en el vocabulario docente: el apoyo.

Nuestra propuesta de cambio fue la expresión "acompañar en el aprendizaje". Y encontramos 10 razones para ello, que hoy comparto,






8 comentarios

  1. Muy buen trabajo. Me has hecho reflexionar. Parecia q apoyar era lo correcto en el maestro. Es mejor y muy bien argumentado acompañar. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La reflexión que hag es sencilla. No dar nada por sentado Mi reto..y si no fuera así. Entonces ,a veces, salen nuevos pensamientos que añadimos a los anteriores. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. El lenguaje configura el pensamiento y la forma de pensar configura el lenguaje.
    Por ejemplo, ¿qué hubiera sucedido si, desde pequeños, hubiéramos aprendido y utilizado las matemáticas de otra forma? ¿Qué hubiera ocurrido si, antes de aprender a contar, hubiéramos aprendido a relacionar?

    Nuestro pensamiento ahora sería más complejo y se articularía en torno a vínculos cambiantes entre las cosas. Nuestro lenguaje sería diferente, porque habríamos encontrado palabras y sintaxis más adecuadas para describir lo que no es binario, lo que no puede explicarse exclusivamente en términos de verdadero y falso. Nuestra literatura estaría más próxima a la poesía que al relato. También sería diferente nuestra concepción del tiempo y la forma de encadenar los hechos, no uno a continuación del otro sino entrelazándolos en una realidad en la que el pasado, el presente y el futuro son en cierto sentido simultáneos.

    Hablaríamos y pensaríamos de otra manera y, en consecuencia, estaríamos utilizando nuestro cerebro de otra forma, estableciendo otras conexiones entre nuestras neuronas, creando nuevos circuitos y estructuras que lo cambiarían, que lo harían más adecuado para el trato con lo desconocido y la ausencia de certezas que supone el aprendizaje.

    http://www.otraspoliticas.com/educacion/la-trascendencia-de-pi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cambiar el lenguaje para cambiar el pensamiento. La consecuencia importante es que utilizaríamos nuestro cerebro de otra manera, más eficaz. Sin duda Enrique que es uno de los caminos a seguir. Gracias por tus aportaciones, siempre magníficas.

      Eliminar
  3. Comparto, te felicto por la redacción sencilla, si te apetece te invito a que en los mismos modos intentes una nota en la que "desde mi perspectiva" debemos pasar de un rol POSEEDOR del SABER (yo ya aprendí), a uno de FACILITADOR del APRENDIZAJE (yo soy el adulto responsable de los niños en el aula y por tanto debo estar dispuesto a seguir aprendiendo cada día a promover en ellos la posibilidad de apropiación de nuevas herramientas para poder autorrealizarse).
    Felicitaciones nuevamente, y Éxitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfredo. Por supuesto que lo acepto e inserto en el post. El sentido de publicar es la retroalimentación y el aprendizaje horizontal. Entre todos somos mejor que de uno en uno. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Me ha encantado, me veo (veía) reflejado en él. Es necesario cambiar la concepción que se tiene de aprendizaje. Como se ha dicho alguna vez: "APRENDER MEJOR, PARA APRENDER MÁS" (no viceversa). Te felicito una vez más, gran texto.

    ResponderEliminar

Y tú, ¿Qué opinas?